Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro inmigrantes son rescatados de un vehículo abandonado en la frontera de Melilla

Cuatro inmigrantes de origen subsahariano han sido rescatados este lunes por los Bomberos de un doble fondo de un vehículo que abandonó su conductor en plena frontera de Melilla, cuando estaba a punto de pasar el control de vehículos de la Guardia Civil, según han informado a Europa Press fuentes policiales.
Los hechos han ocurrido a media mañana en el puesto fronterizo de Beni-Enzar, el principal paso que separa Melilla de Marruecos y por el que cada día atraviesan 4.000 automóviles y 30.000 personas.
Según las citadas fuentes, los agentes se percataron de que el conductor de un monovolumen había abandonado su vehículo en la fila de entrada a Melilla antes de pasar por el control que los agentes del Instituto del Armado realizan a cada vehículo, con el registro de los maleteros a todos ellos y con la inspección de todo el vehículo de forma selectiva a los vehículos que puedan ser sospechosos o también de forma aleatoria.
Al sospechar de que el conductor del monovolumen abandonado podría dedicarse al tráfico ilegal de personas, los agentes hicieron una primera inspección y al tener certeza de que en su interior había personas en dobles fondos, requirieron la ayuda de los Bomberos, que usaron maquinaria especializada para poder sacar a los inmigrantes de los habitáculos tan reducidos donde habían sido introducidos.
Tras una primera asistencia en el puesto fronterizo, donde los 'sin papeles' presentaban síntomas de asfixia y entumecimientos de los músculos, fueron llevados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), donde han sido acogidos para a continuación abrirles un expediente de expulsión en aplicación de la Ley de Extranjería por entrada ilegal en España.
Sin embargo, estas repatriaciones muchas veces no pueden materializarse por diversos motivos y tras un periodo de tiempo en el CETI en régimen abierto, que puede ser de meses e incluso años, son trasladados a la Península para quedar allí en situación irregular.