Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una testigo de la causa que investiga al 'Rey del porno español' implica a De Gea y Muniain

El informe policial relata que el jugador del Athletic y otro futbolista abusaron de la joven en una cita concertada por el portero
Una testigo protegida ha implicado a los futbolistas profesionales David De Gea e Iker Muniain en la causa en la que se investigan las presuntas actividades ilícitas del empresario vasco Ignacio Allende Fernández, alias 'Torbe', conocido como 'El Rey del porno español'. Se encuentra desde el pasado mes de abril en prisión acusado de los delitos de pornografía, pornografía infantil, trata de seres humanos, blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda Pública.
Fuentes policiales han confirmado a Europa Press que la joven declaró ante los investigadores que 'Torbe' acordó un encuentro sexual con varios futbolistas e implicaba al portero de la selección española y el Manchester United, David De Gea, y al jugador del Athletic Club de Bilbao, Iker Muniain.
Esta información ha sido adelantada por ElDiario.es, que ha tenido acceso al sumario que se instruye en el Juzgado número 29 de Madrid. En él se incluyen las declaraciones prestadas por la chica y que hacen referencia a hechos ocurridos durante una concentración de la selección Sub-21 en 2012. Declaró que la cita había sido concertada por De Gea con 'Torbe' y que en el encuentro sexual participaron Muniain, otro futbolista del combinado nacional Sub-21 y otra joven.
Las fuentes policiales consultadas explican que los investigadores no apreciaron hechos delitivos en el relato aportado por la joven y que de haberlo considerado así ya habrían citado al menos a declarar a los deportistas implicados.
EL JUEZ LO REMITE A FISCALÍA
Por su parte, el juez de Instrucción número 29 de Madrid ha dado traslado a la Fiscalía de los informes remitidos por la Policía para que informe sobre la declaración de esta testigo protegida que implica a los futbolistas. Según han informado a Europa Press fuentes jurídicas, una vez que la Fiscalía adopte una posición al respecto, el juez decidirá si actúa conforme a las diligencias que se pidan.
"Tras dejar a TP3 (nombre clave de la testigo) en la habitación con la otra chica, Torbe le manifestó que tenían que estar con los futbolistas, teniendo que acceder a todo lo que ellos quisieran y que cobrarían bastante dinero".
"Ante la negativa de TP3, Torbe la cogió fuertemente del brazo, no dejando réplica alguna, teniendo que acceder a realizar todo lo que ellos quisieran, manteniendo relaciones sexuales con la chica nueva y ella", escribe el acta de su primera declaración, que tuvo lugar el 3 de junio de 2015 en Murcia y que ha desvelado ElDiario.es.
Según este medio, el informe policial que resume su testimonio añade más detalles de ese encuentro: "Tanto la chica nueva como TP3 fueron abusadas sexualmente por parte de los chicos, ya que si se negaban eran agredidas físicamente por ambos, así como tras finalizar con los deseos sexuales de ambos futbolistas, [estos] profirieron amenazas para que todo lo sucedido en esa habitación de hotel nunca saliera a la luz. Ni TP3 ni la [otra] chica que estuvo en esa habitación cobraron nada por todas las agresiones físicas, sexuales... recibidas, llevándose todas las ganancias Torbe".
WHATSAPP CON DE GEA
Tras su primera declaración ante los investigadores, la testigo protegida se puso en contacto por whatsapp con De Gea para que le identificase a ese segundo futbolista del que recordaba que estaba lesionado. El portero no accedió y tan sólo le dijo que también jugaba en el Athletic como Muniain.
En junio de 2015 la joven declaró de nuevo ante los agentes y por primera vez da los nombres de los futbolistas. En concreto cita a De Gea, Muniain y otro futbolista internacional que juega en otro equipo diferente del Athletic por lo que no coincidiría con los datos que le aportó De Gea en su conversación, también incorporada a la cuasa.
En otra conversación intervenida a Torbe en el marco de estas pesquisas, el empresario presume de sus contactos con jugadores del Athletic de Bilbao y dice que dos de ellos estuvieron en una fiesta con dos chicas.
El contacto por móvil entre De Gea y la testigo continuó hasta el punto de que el futbolista se interesó de nuevo por sus servicios y la ofreció otro encuentro sexual en este caso entre él y otros cuatro jugadores del Manchester United.
COLABORACIÓN CIUDADANA
La Policía Nacional hizo un llamamiento a la ciudadanía hace un mes para que colaborase en la localización de posibles víctimas de Torbe que habrían sido forzadas a participar en vídeos pornográficos contra su voluntad. La Policía halló varios vídeos de esta clase protagonizados por una menor que denunció haber sido "captada" y coaccionada para participar en las grabaciones, en ocasiones bajo los efectos de sustancias estupefacientes.
"La víctima denunció haber sido captada en un bar de Madrid para participar en la grabación de vídeos pornográficos, tras aceptar en un principio, cuando se negó fue coaccionada y obligada contra su voluntad a grabar escenas pornográficas mediante el uso de sustancias estupefacientes", según ha explicado la Policía, que cree que este modus operandi podría haberlo empledado con otras posible víctimas.
De hecho, tras la detención de 'Torbe' se localizaron vídeos de otra menor publicados en la web del detenido y para cuyo visionado completo se exigía pagar una determinada cantidad. "Ante la posibilidad de encontrar nuevas víctimas, se han puesto dos medios a disposición de los ciudadanos, en los que pueden denunciar, de manera estrictamente confidencial, cualquier hecho relacionado con lo sucedido: el teléfono 900 10 50 90 y el correo electrónico trata@policia.es", ha anunciado el cuerpo.
Además de Torbe, la operación policial contra la pornografía infantil supuso la detención de otras cuatro personas que trabajaban en la empresa pornográfica, así como un ciudadano ucraniano que "proveía de mujeres" a los detenidos para realizar los actos sexuales. Las detenciones y el conjunto de la operación fue posible gracias a la denuncia de una de las menores.
ASÍ OPERABA LA TRAMA
A raíz de la denuncia, la Policía Nacional cruzó los datos con los de otra investigación contra la trata de seres humanos y, a través de las relaciones, localizaron un entramado internacional que, presuntamente, "proveía" de mujeres a la empresa de cine pornográfico "a menudo en contra de su voluntad".
"Captaban a chicas con problemas económicos en su país de origen, las proveían de la documentación necesaria para entrar en España y una vez aquí las alojaban, dejándolas encerradas, en ocasiones, en la oficina en la que tenían lugar las grabaciones. Muchas de ellas no tenían conocimiento de la actividad que iban a realizar ni de la dureza de las prácticas a las que eran sometidas", explican los responsables de la operación. Posteriormente, los vídeos que se grababan se distribuían a través de las webs de pornografía que gestionaba Torbe.