Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juzgado admite una demanda contra la presencia de los símbolos franquistas en Melilla

El abogado Eduardo Ranz Alonso ha presentado la demanda contra el Ayuntamiento de Melilla, que tiene 5 días para presentar alegaciones
El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Melilla ha admitido a trámite la denuncia interpuesta por el abogado Eduardo Ranz Alonso contra el Ayuntamiento de Melilla por la presencia de símbolos franquistas en la ciudad española del Norte de África.
Según ha declarado el letrado madrileño, "la admisión a trámite representa el incumplimiento del alcalde-presidente, Juan José Imbroda (PP), con la memoria histórica, y será corregido judicialmente, casi diez años después de la entrada en vigor de la Ley".
Eduardo Ranz ha detallado que la demanda ha sido admitida a trámite el 6 de junio de 2016, dando un plazo de cicno días, para que la ciudad autónoma aporte su expediente administrativo. "Desde este momento, serán los jueces, y no los políticos, los que decidan sobre la Ley de Memoria Histórica", ha asegurado.
El abogado ha recordado que con fecha 28 de mayo de 2016 presentó una demanda contencioso-administrativa contra el Ayuntamiento de Melilla, solicitando la elaboración del catálogo de vestigios franquistas y la retirada de la simbología.
ESTATUA DE FRANCO
En concreto se ha referido a la estatua ecuestre dedicada al dictador Francisco Franco Bahamonde situada en la avenida del General Macías, que se aprecia frente a la entrada y salida del puerto marítimo, "placa conmemorativa en la que se puede leer Melilla al Comandante de La Legión D. Francisco Franco Bahamonde 1921-1977".
También menciona en su demanda que en la plaza Héroes de España se observa monumento con la figura de legionario y un león, "ambos precedidos de un escudo preconstitucional en relieve", coronado por la inscripción "Una, Grande y Libre" y flanqueado por el símbolo del yugo y las flechas, "insignia identificativa del movimiento de la Falange española como elemento de exaltación de la guerra civil".
Asimismo, cita el "escudo anticonstitucional" en la fachada del Cuartel General Comandancia General de Melilla (C/ Luis de Sotomayor, 1. Melilla). Otro tanto de lo mismo --"escudo anticonstitucional"-- en la fachada de la antigua residencia militar del Acuartelamiento Sociedad Hípica de Melilla.
Además menciona la estatua ecuestre del teniente coronel José Millán-Astray y Terreros y el monumento en honor del brigada Francisco Fadrique Castromonte.