Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El lehendakari señala a Bildu que "las urgencias no pueden marcar el tiempo de la libertad"

Recuerda a la Izquierda Abertzale que tiene contraída "una gran deuda con la sociedad vasca" y que el único conflicto existente ha sido ETA
El lehendakari, Patxi López, ha transmitido a Bildu que "las urgencias no pueden marcar el tiempo de la libertad" durante el encuentro que ha mantenido este viernes con una representación de la coalición soberanista integrada por Pello Urizar, Oskar Matute y Rufi Etxeberria.
Según ha informado el Ejecutivo de Lakua en nota de prensa, López, en su ronda de contactos con formaciones políticas y organizaciones sociales tras el fin del terrorismo, ha trasladado a la Izquierda Abertzale, "que tanto ha consentido en el pasado la violencia terrorista", que tiene contraída "una gran deuda con la sociedad vasca y que el único conflicto existente en el País Vasco ha sido la existencia de ETA".
Por ello, el lehendakari ha expresado su alegría por el fin del terrorismo y ha añadido que el desistimiento de ETA es "el triunfo de libertad, de la democracia y del autogobierno en Euskadi".
López ha considerado que se ha iniciado en Euskadi un nuevo tiempo de libertad, que abre "nuevas oportunidades para el futuro" y ha añadido que "es necesaria la concurrencia de todos para afrontar la nueva etapa y asentar la libertad y la convivencia democrática entre nosotros".
En este sentido, ha subrayado que quienes han tolerado la violencia de ETA tienen que aceptar un especial compromiso en la construcción de la convivencia. A su juicio, la Izquierda Abertzale debe reconocer "la verdad de lo que ha sucedido, porque lo apoyó, justificó y consintió".
Además, tiene que "asumir su responsabilidad por el tiempo pasado y reconocer el daño causado a las víctimas, y debe trasladar ese reconocimiento a las instituciones en las que gobierna".
Por último, la Izquierda Abertzale tiene que aceptar también la "pluralidad política y de identidades de la sociedad vasca, renunciado a la concepción totalitaria que ha mantenido hasta ahora".
Frente a las "pretensiones de la Izquierda Abertzale de crear un mesa de partidos y seguir los pasos de la Conferencia de Aiete", el lehendakari ha manifestado que "si hoy estamos ganando por fin una situación de normalidad política en Euskadi es porque ETA ya no puede intervenir en el debate político", y que son las instituciones democráticas "el lugar apropiados para presentar y discutir las diferentes opciones de los partidos políticos".
Asimismo, ha precisado que los puntos de la conferencia escenificada en San Sebastián "no corresponden a ningún acuerdo institucional de Euskadi y sólo responden a una pretensión de parte, al igual que el llamado Acuerdo de Gernika". Por ello, López y el Gobierno Vasco no se sienten por tanto "concernidos por su contenido".
Del mismo modo, ante el apremio para que las instituciones democráticas respondan con urgencia al anunciado fin del terrorismo, ha recordado que durante más de dos años la Izquierda Abertzale ha requerido a todos los demás "autonomía para marcar sus propios ritmos". En consecuencia, "no puede pedir ahora a las instituciones democráticas que asuman las premuras de su propia agenda".
"Las prisas son malas consejeras y más en una situación de contienda electoral", ha destacado. Por ello, el lehendakari les ha manifestado que adoptará, en cada momento, las acciones oportunas para afianzar la libertad y la convivencia en la sociedad vasca, así como "medidas que ayuden a superar definitivamente el ciclo terrorista y sus consecuencias".
PRESOS
Por último, y en referencia a la solicitud de dar pasos en la cuestión de los presos, el lehendakari ha indicado que el Estado de Derecho no ha dejado de hacer propuestas para la reinserción social y la recuperación para la sociedad democrática de los penados.
"Ha sido ETA la que ha impedido a sus presos cualquier iniciativa tendente a la reinserción", ha destacado, al tiempo que se ha mostrado confiando en que "en este nuevo tiempo sea posible una política penitenciaria más abierta y más libre para todos los afectados".