Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El lehendakari cierra este lunes con Ortuzar su ronda de contactos con los partidos

El lehendakari, Iñigo Urkullu, cerrará este lunes su ronda de contactos con la reunión que mantendrá con el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, con el que, al igual que con el resto de formaciones, hablará de cuestiones esenciales para Euskadi como la reactivación económica y la creación de empleo, la sostenibilidad de las políticas sociales, el autogobierno, y la paz y convivencia.
Tras anunciar el pasado 25 de septiembre en el pleno de política general celebrado en el Parlamento vasco su intención de abordar encuentros con las diferentes formaciones con representación en la Cámara vasca para hablar del "futuro del país", el máximo representante del Gobierno vasco se entrevistó el 1 de octubre con la secretaria del PSE-EE, Idoia Mendia; el 6 con el portavoz parlamentario de EH Bildu y presidente de Sortu, Hasier Arraiz; el 8 con la líder del PP vasco, Arantza Quiroga; y el 15 con el parlamentario de UPyD.
Urkullu ha transmitido a todos ellos sus principales objetivos, que encabeza su intención de conseguir la superación de la crisis económica, salvaguardando las políticas sociales. De esta forma, cree necesario lograr el máximo consenso posible para sacar adelante un decreto de cartera y un mapa de servicios sociales, que deben contar con "una financiación estable y suficiente".
Así se lo transmitió también a Quiroga después de la polémica creada tras la denuncia de los populares vascos de "fraude" en la percepción de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). Precisamente, el pasado 13 de octubre el lehendakari recibió al alcalde de Vitoria, Javier Maroto, principal valedor de esta denuncia, que le transmitió su intención de promover una campaña para impulsar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para modificar las condiciones de acceso a estas ayudas.
Iñigo Urkullu le advirtió de que, con esta iniciativa, generaría "más crispación" y ahondaría en "las diferencias" entre la ciudadanía, y le emplazó que, sin demora, presente las propuestas que considere oportunas sobre la RGI en el Parlamento vasco.
ESTABILIDAD, AUTOGOBIERNO Y PAZ
Durante la ronda de contactos que ha mantenido con las diferentes fuerzas políticas, Urkullu, además de insistir en su pretensión de conseguir la reactivación económica, la generación de empleo y las políticas sociales, ha planteado "un compromiso institucional" a todos los niveles ante la delicada situación en la que se encuentra Euskadi, de forma que todas las instituciones públicas puedan iniciar 2015 con los presupuestos aprobados.
El lehendakari también ha trasladado a los grupos su intención de seguir trabajando en completar el Estatuto de Gernika y ha abogado por consensuar un nuevo estatus que "pueda dar cabida al mayor número de sensibilidades políticas".
Otras de las cuestiones en las que el máximo representante del Gobierno vasco quiere incidir es en la paz y la convivencia. De esta forma, desea que todos se comprometan a "trabajar conjuntamente unos nuevos mínimos de compromiso éticos sobre la base de lo acordado" hasta ahora, con una visión "crítica del pasado", para poner reactivar la ponencia de paz y convivencia del Parlamento vasco.
Iñigo Urkullu no ha ocultado tampoco a las distintas formaciones políticas que tiene como objetivo persistir en su trabajo en política penitenciaria para "aprovechar "todas las vías legales" que la legislación permite para lograr la reinserción y resocialización de los presos.