Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una maternidad justificó en 1964 robos de niños asegurando que habían muerto

Así lo asegura el informe que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha utilizado para ampliar su denuncia sobre los llamados "niños perdidos del franquismo" y en el que se afirma que en ocho casos concretos de 1964 la causa de fallecimiento alegada (otitis) era "totalmente increíble" para esa "época y edad".

El estudio ha sido realizado para la asociación por el sociólogo Francisco González de Tena, que ha estudiado las desapariciones de recién nacidos en esa maternidad desde 1940 hasta su cierre.

Misma excusa para ocho "desapariciones"

El sociólogo relata el caso concreto de la niña Beatriz Soriano Ruiz, nacida el 3 de enero de 1964 en esa clínica y que le fue retirada a su madre dos días después alegando que "era la norma habitual".

Subraya González de Tena que cuando la familia intentó ver a la niña se le comunicó que había contraído una infección y que tenía que estar aislada y añade que el 17 de enero, "ante la insistencia" para verla, se les comunicó que había muerto "sin añadir causa ni circunstancias" y que había sido incinerada, un fallecimiento que, según el Archivo Regional, aparece inscrito el día 18.

Según el estudio, la información adicional de la que dispone la familia de la es que el mismo 18 de enero de 1964 fallecieron otras siete niñas "en idénticas circunstancias y alegando la misma patología: otitis". RSO