Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Las militares en misión internacional somos un zas en la boca para quien cree que la mujer no vale" dice la cabo García

La cabo primera Jennifer García López, militar que sufrió la amputación de la pierna derecha por un ataque en Afganistán, considera que la presencia de la mujer en misiones internacionales es un "zas en toda la boca para toda la sociedad que piensa que la mujer no vale nada".
En una entrevista para la revista 'Militares' recogida por Europa Press, Jennifer García señala que "la presencia de la mujer como militar en Afganistán fue muy impactante para todos los radicales de allí". "Somos un ejemplo real para esas mujeres que, penosamente, acaban creyendo que no valen nada", añade.
Militar por vocación y porque siempre le gustó hacer el bien por los demás, declara que en general nunca notó diferencias en el Ejército por ser mujer, aunque admite que "muchos oficiales querían a las mujeres en las oficinas". "Yo siempre me negué", remarca.
Hace mención a una compañera fallecida en el mismo lugar donde ella fue herida, Niyiret Pineda, y la cita como referente y ejemplo de que "con su constancia e inteligencia, una mujer, si vale, lo demuestra".
MISIÓN EN AFGANISTÁN
Tras haber pasado por Afganistán, cree que "la vida en España es maravillosa" y recuerda las dificultades con las que vive la población del país asiático, especialmente los niños cuyo "pasatiempo o parque de juegos es ir al aeropuerto a hablar con los soldados".
Admite que pasó miedo pues "tocaban diana con disparos" y "la sensación de peligro era constante". Peligro que se confirmó como real con el ataque que sufrió cuando conducía en una misión de reconocimiento y que aún no ha olvidado: "Es algo que no se puede olvidar, te marca para toda la vida".
Jennifer García reconoce que tiene como referente a Irene Villa, víctima de atentado de ETA, que le sirvió de ejemplo y motivación durante su recuperación en el hospital militar de Madrid, donde recibió la visita de figuras ilustres, incluyendo el Príncipe, hoy Rey, la ministra Carmen Chacón y muchas autoridades militares. Sobre el futuro dice tener la promesa de escribir un libro, "seguro que no escribo uno, sino varios. Ahora estoy en la lucha por tener una vida normal, estable y sin papeleos. ¡Quiero ayudar!".