Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los negociadores de PSOE, Podemos, IU y Compromís volverán a reunirse este martes

Las comisiones negociadoras designadas por el PSOE, IU, Podemos y Compromís para intentar la formación de un Gobierno alternativo al PP volverán a reunirse este martes, tras el encuentro de cinco horas que mantuvieron ayer.
Así lo avanzó, al término de esa reunión, el portavoz de IU, Alberto Garzón, que también adelantó que este martes tendrá lugar asimismo el primer encuentro en solitario de los negociadores de PSOE y Podemos. Garzón dijo haber visto el lunes "muchas sintonías programáticas" entre los interlocutores de las cuatro formaciones y se mostró optimista.
Por su parte, el socialista Antonio Hernando insistió en que sólo será posible un acuerdo si hay "transversalidad", es decir, si a los partidos de izquierda se suma Ciudadanos, porque los cuatro grupos que se reunieron ayer sólo suman 161 escaños --de un total de 350-- y la estabilidad del Gobierno dependería de los independentistas.
De hecho, mientras se producía esta reunión 'a cuatro' uno de los negociadores del PSOE, José Enrique Serrano, se citó con los negociadores de Ciudadanos, y también hubo un encuentro de los líderes de los dos partidos, Pedro Sánchez y Albert Rivera. El presidente de la formación naranja ha convocado una rueda de prensa para este martes.
Sin embargo, el portavoz parlamentario de Podemos, Íñigo Errejón, avisó el lunes por la noche de que la suma de los escaños de PSOE y Ciudadanos no es suficiente para gobernar ni para investir presidente a Sánchez, así que cualquier anuncio sólo serán "fuegos artificiales".
Para Podemos, la negociación abierta en el "carril" de los cuatro partidos es la única posible para formar Gobierno, y si luego Ciudadanos o algún otro partido quiere abstenerse o votar a favor, Podemos estará encantado.
El partido de Pablo Iglesias ha aceptado dejar la negociación sobre la estructura del gobierno para el final, aunque sigue manteniendo como condición entrar en el Ejecutivo. Errejón avanzó el lunes que la negociación se va a dividir en cinco ejes, partiendo de la base del documento que el PSOE remitió a Podemos este sábado, en el que analizaba los aspectos que compartía de la propuesta de gobierno de coalición del partido morado y los que no.
El primero de los ejes, que los cuatro actores de esta mesa de negociación han comenzado a debatir hoy, es el que tiene que ver con política económica. Errejón informó de que han constatado algunos puntos de acuerdo con el PSOE porque comparten "una misma sensibilidad", pero al mismo tiempo han encontrado otros que requieren, a su juicio, de más "desarrollo" o "valentía".
PSOE y Podemos continuarán debatiendo sobre esta cuestión en la reunión que celebrarán los equipos negociadores este martes por la tarde, tras lo cual comenzarán a hablar de política social. En tercer lugar dialogarán sobre regeneración democrática y en cuarto lugar, sobre reforma territorial, uno de los puntos en los que más diferencias hay, debido a la consulta en Cataluña que tanto Podemos como sus socios catalanes de En Comú Podem, también presentes en la reunión, siguen defendiendo, y que el PSOE no está dispuesto a asumir.
A este respecto, Errejón dijo que por su parte "siguen manteniendo la misma propuesta en materia de plurinacionalidad" y que cuando lleguen a ese punto se debatirán otras propuestas "entre las cuales habrá que buscar algún tipo de conciliación". "Si no, las aplazaremos y las trabajaremos más adelante, aunque eso será unas horas después. Pero no tenemos líneas rojas sino propuestas firmes", apostilló.