Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los primeros neumáticos que no ardieron en Seseña comenzarán a salir del cementerio este lunes

Este lunes a las 11.00 horas comienza la retirada de neumáticos que quedaron indemnes tras el incendio del cementerio de ruedas de la localidad toledana de Seseña, que serán trasladados a los centros autorizados de Campo de Criptana (Ciudad Real) y Chiloeches (Guadalajara) para ser triturados y transformados en combustible para calefactar edificios públicos de la Junta.
Esta retirada ser hará a cargo de la empresa pública TRAGSA, que a través de varios técnicos ya llevan días preparando los caminos para que los camiones puedan pasar a proceder al a retirada de las ruedas.
Los dos gestores de neumáticos que se harán cargo de las ruedas, según precisó el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, durante esta semana, "tienen la capacidad suficiente para absorber todos los neumáticos que quedan en Seseña".
En cuanto a la parcela afectada, se ha encargado a la empresa pública EMGRISA un estudio para determinar qué tipos de recursos quedan y cómo hay que retirarlos, así como qué finalidad se le puede asignar.
De este modo, en unos diez días el Gobierno regional tomará las decisiones oportunas sobre el Plan de Actuación y Restauración Ambiental de la zona afectada, según palabras de Martínez Arroyo.