Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El oficialismo argentino se juega la mayoría parlamentaria en las elecciones legislativas

El ex presidente argentino Néstor Kirchner muestra una camiseta de su campaña, durante un acto proselitista para las elecciones legislativas del próximo domingo, a las que se presenta como candidato a diputado por el Partido Justicialista, en Avellaneda, sur de Buenos Aires (Argentina). EFEtelecinco.es
Cerca de 28 millones de argentinos están convocados a las urnas el próximo domingo en unas elecciones legislativas que serán fundamentales para definir el mapa político del país porque está en juego la mayoría parlamentaria del oficialismo.
Las legislativas del día 28 renovarán la mitad de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y un tercio de los 72 del Senado, donde el Frente para Victoria (FV, peronista), liderado por el ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007), y sus aliados cuentan ahora con mayoría absoluta.
Tras una intensa campaña, que concluyó oficialmente a las 24.00 horas del jueves y en la que han predominado las descalificaciones sobre las propuestas, las encuestas indican que el oficialismo podría perder la mayoría, aunque se mantendría como primera fuerza política argentina.
La batalla definitiva por el Parlamento se libra en la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país y tradicional bastión peronista, cuyo voto ha sido hasta ahora decisivo para determinar mayorías parlamentarias y elegir presidentes.
En esta ocasión, en la provincia de Buenos Aires, donde están convocados a votar más de 10 millones de electores, se juega la renovación de 35 diputados.
Por eso, las principales fuerzas políticas han apostado a sus mejores candidatos como cabezas de lista en la provincia y se han volcado en la campaña electoral, aunque las encuestas arrojan un empate técnico entre Kirchner, el candidato oficialista, y su más directo rival, el peronista disidente Francisco de Narváez, un empresario que lidera las listas de la coalición opositora Unión-Pro.
Kirchner ha reforzado su candidatura con el gobernador provincial, Daniel Scioli, la actriz Nacha Guevara, y con el jefe del gabinete de ministros, Sergio Massa.
Unión Pro, que reúne a la conservadora Pro con sectores del peronismo disidente, arropa a De Narváez con el ex gobernador del distrito Felipe Solá y con Jorge Macri, primo del alcalde de la capital argentina y líder de Pro, Mauricio Macri.
A distancia en las encuestas aparece el frente opositor Acuerdo Cívico y Social (ACS) -que agrupa a la Unión Cívica Radical (UCR), segunda fuerza parlamentaria del país, a la Coalición Cívica y al Partido Socialista- y que presenta a Margarita Stolbizer como cabeza de lista secundada por Ricardo Alfonsín, hijo del recientemente fallecido ex presidente Raúl Alfonsín (1983-1989).
En la ciudad de Buenos Aires, donde están convocados 2,5 millones de votantes para elegir a 13 diputados, Gabriela Michetti renunció al cargo de vicealcaldesa para encabezar la nómina de aspirantes a diputados de Pro, que de acuerdo con los sondeos logrará un nuevo triunfo en el distrito.
En una fuerte apuesta por derrotar a la coalición conservadora, el Acuerdo Cívico y Social llevará como candidata a su principal referente nacional, Elisa Carrió, quien en la lista figura en tercer lugar, detrás de Alfonso Prat Gay y Ricardo Gil Lavedra.
El oficialismo postula a Carlos Heller, un antiguo miembro del Partido Comunista que preside el Banco Credicoop.
El candidato "revelación" de la capital es el cineasta Fernando "Pino" Solanas, por el partido izquierdista Proyecto Sur, que ha pasado de tener un apoyo casi marginal a escalar posiciones en las encuestas hasta colocarse a la par del aspirante oficialista.
Los analistas están prestando especial atención también a los resultados de la provincia de Santa Fe, la única gobernada por socialistas, donde el presidente del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, compite para el Senado con el peronista disidente y ex corredor de Fórmula Uno Carlos Reutemann, que acaricia la idea de llegar a la Presidencia argentina.
Las autoridades electorales han desplegado un fuerte operativo de seguridad para garantizar el orden durante la jornada electoral, con un total de 120.000 efectivos de las Fuerzas Armadas, la Policía Federal y las provinciales, que se encargarán de custodiar los locales de votación en todo el país.