Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El oficialismo boliviano prevé validar por ley el actual padrón si fracasa el censo "biométrico"

El partido del presidente Evo Morales (Movimiento al Socialismo, MAS) prevé validar por ley el actual padrón de Bolivia si la Corte Electoral (CNE) fracasa en la elaboración de un nuevo censo "biométrico" para los comicios del 6 de diciembre, informaron hoy a Efe fuentes del oficialismo.
La CNE garantizó que habrá un nuevo padrón digitalizado para las generales de diciembre, a pesar de las dificultades técnicas que supone su elaboración a pocos meses de los comicios.
El último escollo que encontró el proyecto se produjo el martes, cuando la CNE declaró desierto el concurso para que una empresa privada realice el nuevo censo, porque ninguno de los proyectos que concurrieron cumplían los requisitos exigidos.
No obstante, la administración electoral aseguró esta madrugada en un comunicado que garantiza tanto el padrón biométrico como la celebración de las elecciones generales del 6 de diciembre y las departamentales y municipales de abril de 2010.
Sin embargo, el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS, el partido de Evo Morales) tiene preparado un proyecto de ley para validar el padrón actual, que la oposición rechaza con el argumento de que puede propiciar el fraude, en el caso de que fracase la elaboración del nuevo registro.
"Ante la imposibilidad técnica, tiene que haber una respuesta política y ésta es que podamos validar y legitimar el padrón que tenemos y que tiene una confiabilidad del 97 por ciento", defendió en declaraciones a Efe el diputado del MAS César Navarro.
"No pueden pararse por ninguna circunstancia las elecciones de diciembre", coincidió Navarro con el vicepresidente Álvaro García Linera, quien dijo hoy a los medios en puertas de Palacio de Gobierno que "nada puede retrasar las elecciones".
El número dos del Gobierno del izquierdista Morales aseguró que "de un modo u otro modo, el pueblo va a votar en diciembre" y mostró su confianza en que la CNE "resolverá estos temas", en alusión a las dificultades para construir el nuevo censo en un plazo de tiempo muy corto.
El nuevo padrón de votantes en Bolivia es una exigencia de la reciente Ley Electoral, aprobada el pasado abril tras una complicada crisis política que llevó al presidente Morales a una huelga de hambre como medida de presión para que el Congreso Nacional aprobara la norma.
La Ley Electoral establece también que el nuevo padrón será de tipo "biométrico", es decir, con registros informatizados de fotografías, firmas y datos de los votantes.
La fecha del 6 de diciembre para las próximas elecciones generales de Bolivia está fijada en la nueva Constitución que quedó aprobada en referendo el pasado enero.
Evo Morales buscará la reelección en esos comicios, para los que anunciaron también sus candidaturas los líderes indígenas René Joaquino y Alejo Véliz, el ex ministro de Trabajo Hugo San Martín y el ex gobernador opositor de la región central de Cochabamba Manfred Reyes Villa.