Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"He oído el terror en la voz de mi marido"

Algunos de los familiares de los secuestrados han mantenido esta noche un encuentro con la ministra Elena Espinosa en Bilbao y han decidido dar hoy una rueda de prensa conjunta para explicar su situación. 
"Estamos aterrorizados", afirma Silvia Albés (mujer de Pablo Costas, uno de los marineros secuestrados) en declaraciones a Informativos Telecinco. "He oído el terror en la voz de mi marido", dice. "El Gobierno nos sigue mintiendo, nos dijeron que no sabía quienes eran los marineros que habían bajado a tierra y si que lo sabían, no nos lo dijeron hasta las diez de la noche", asegura.
Silvia explica que aún está esperando a que el secretario general del Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro, se ponga en contacto con ella. "Se que ha hablado con alguna familia, que lo que les han dicho es que saben donde están, que es lo mínimo que se les puede pedir, y que ponen todos sus esfuerzos en esto, ahora, a día 35 de secuestro".
"La justicia nos ha metido en este problema y nos tiene que sacar", dice Silvia. Además recuerda que "tienen 36 vidas en sus manos y la solución es muy fácil, liberar a dos piratas". La mujer de Pablo Costas, se queja de que la Ministra dice que la situación está controlada cuando los marineros cuentan que en el barco todo es un caos, "¿a quién creemos?, yo creo que a las personas afectadas ¿no?".
Sobre los tres marineros que han llevado a tierra, Silvia considera que "hay que luchar por las 36 vidas, no vale más una que otra, sólo pido que el Gobierno, esta vez, lo haga bien".
"Hago responsable al Gobierno de las vidas de nuestros maridos"
María Ángeles Jiménez ha denunciado que desde el Gobierno les han presionado para que no hablen y no entorpecieran las negociaciones. La mujer del marinero Gaizka Iturbe, ha pedido a los políticos que no utilicen la situación de sus marineros como arma arrojadiza, "tienen que aunar fuerzas y después pedir responsabilidades".
"Recuerdo al Gobierno que disponemos sólo de 3 días para que no suceda una desgracia, hago responsable al Gobierno de las vidas de nuestros maridos", dice María Ángeles, "hemos gastado un día así que muevan el culo señores".
"Liberar a nuestros marineros"
Además, los familiares han convocado, para el próximo sábado, una nueva manifestación en Vigo bajo el lema "Liberade aos nosos mariñeiros" (liberad a nuestros marineros).
El lehendakari, Patxi López, ha pedido que que se estudie la posibilidad de devolver a los piratas encarcelados y ha decidido suspender su agenda para concentrarse en la liberación del atunero.
Ante las peticiones de las familias de que pongan en libertad a los dos piratas encarcelados y en respuesta a las declaraciones del lehendakari, el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, ha dicho que "se pueden discutir hasta el extremo temas de jurisdicción", pero ha recalcado que los dos piratas somalíes detenidos están a disposición de la Justicia española y que esa situación "no es negociable".
Situación insostenible
Mientras, la situacíón en el Alakrana se hace insostenible. Según el patrón del atunero vasco, Ricardo Blach, los piratas han amenazado con matar a los tres tripulantes desembarcados, que son "un vasco y dos gallegos", y ha confirmado que el asunto del dinero "está solucionado". Además, Blach asegura que casi nos le queda agua y que los piratas comienzan a perder los nervios. "Se pelean entre ellos, están drogados todo el día, no sabemos que va a pasar", se lamenta.
Complicado trasladar a los piratas a Kenia
Por su parte, la Audiencia Nacional cree que es "muy complicado" que sean trasladados a Kenia los dos supuestos piratas detenidos, que se encuentran presos en sendas cárceles madrileñas. Fuentes de este tribunal han explicado que para que el juez Santiago Pedraz, instructor del caso, autorizara este traslado, una de las partes (Fiscalía, defensa de los arrestados o Abogacía del Estado, que presentó la denuncia por estos hechos en la Audiencia Nacional) tendría que solicitar una cesión de jurisdicción.