Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición baraja forzar una sesión de control en el Congreso para poner en evidencia la 'fuga' del Gobierno

Grupos parlamentarios de la oposición están planteando la posibilidad de convocar en abril una sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso para dejar en evidencia al Ejecutivo en funciones y poner de manifiesto con escaños vacíos su negativa a ser examinado por el Parlamento surgido de las elecciones del 20 de diciembre.
La próxima Junta de Portavoces, prevista para el día 29 de marzo, decidirá el orden del día de la próxima sesión plenaria y ahí podría plantearse la convocatoria de este Pleno de control al Gobierno, según indicaron a Europa Press fuentes de los principales grupos parlamentarios de la oposición.
El Gobierno del PP ha reafirmado este viernes ante el presidente del Congreso, Patxi López, su negativa a someterse al control parlamentario al considerarlo legalmente inadecuado. En ese contexto, el PSOE ya está preparando una iniciativa para recurrir ante el Tribunal Constitucional, una gestión que al menos Ciudadanos ya se ha comprometido a respaldar.
Pero, con independencia del debate de esa iniciativa y, sabiendo que el TC tardará semanas en resolver la cuestión, el PSOE y otros grupos parlamentarios están barajando la posibilidad de incluir una sesión de control al Gobierno en el Pleno de la Cámara.
Se trataría de forzar al Ejecutivo a tener que decidir si accede a responder las preguntas de la oposición o bien declina asistir a la sesión plenaria, lo que provocaría una imagen de diputados de la oposición haciendo preguntas ante los escaños vacíos del banco azul.
De momento, ese 'plante' ya se ha dado esta semana en la Comisión de Defensa, donde estaba citado el ministro Pedro Morenés y no acudió, siguiendo los criterios de Moncloa. La siguiente ministra con fecha de comparecencia es la titular de Fomento, Ana Pastor, convocada a la vuelta de Semana Santa, el próximo día 30.
El siguiente Pleno del Congreso está programado para la semana del 5 al 7 de abril, cuyo orden del día se definirá en la Junta de Portavoces prevista para después de Semana Santa, el próximo martes 29 de marzo. Ahí habrá que decidir cuándo se debate la puesta en marcha del recurso al Constitucional y si se organiza o no una sesión de control al Ejecutivo, lo que implicaría abrir un plazo para registrar preguntas.
Y ADEMÁS, EL DEBATE EUROPEO
Y otro posible escenario de conflicto es si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparece o no ante el Pleno del Congreso para dar cuenta de lo acordado en el Consejo Europeo de esta semana. De momento, en Moncloa no lo ven necesario y recuerdan que ya hubo consenso en la comisión sobre la posición española ante el acuerdo sobre refugiados.
De hecho, la oferta del Gobierno que sea el mismo secretario de Estado que logró el acuerdo, Fernando Eguidazu, quien informe de los resultados de la Cumbre Europea.