Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primera investidura fallida de la democracia

El Congreso ha rechazado este viernes por segunda vez la investidura del candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, al no haber conseguido más votos a favor que en contra, convirtiéndose así en el primer aspirante a La Moncloa que no logra ser investido. Sánchez ha recibido 219 votos en contra, 131 votos a favor y 0 abstenciones. Antes de la votación, Sánchez había pedido a los 350 diputados elegidos el pasado 20 de diciembre que le apoyaran para llegar a La Moncloa: "Con un solo voto podemos cambiar de la noche a la mañana el futuro de España, no esperemos más, voten sí al cambio", había dicho.

En concreto, ha reunido 131 apoyos (89 del PSOE, 40 de Ciudadanos, uno de Nueva Canarias y otro de Coalición Canaria). Sánchez sólo ha sumado un voto más desde la primera ronda del pasado miércoles, el de la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, quien ha cambiado de la abstención al 'sí'.
Los que han permanecido inalterables han sido los 219 votos en contra que se han repetido en ambas votaciones, los de PP, Podemos y sus confluencias, ERC, DL, PNV, Compromís, IU-Unidad Popular, EH Bildu, UPN, Foro Asturias y el exdiputado del PP Pedro Gómez de la Serna.
Para este segundo 'round', el secretario general de los socialistas ya no necesitaba mayoría absoluta (176 votos) sino que le bastaba con reunir más síes que noes, es decir, podía ser investido con una mayoría simple. Pero las posiciones de los grupos parlamentarios que han tumbado su candidatura no han variado desde el miércoles, cuando se celebró la primera votación.
Pedro Sánchez ha sido el tercer aspirante a La Moncloa que ha tenido que someter su candidatura a una segunda vuelta (después de Leopoldo Calvo Sotelo en 1981 y de José Luis Rodríguez Zapatero en 2008), pero con el resultado de este viernes se ha convertido en el primer candidato que no consigue superar este trámite ni en primera ni en segunda vuelta.