Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los partidos pactan combatir juntos a ETA para "derrotarla definitivamente"

Los partidos reunidos en el Congreso tras el último atentado etarra se han comprometido a "responder con unidad y firmeza" a ETA y han acordado "combatir con coraje y fortaleza democrática" a la banda hasta "derrotarla definitivamente a través de la fuerza exclusiva del Estado de Derecho".
En estos términos está redactado el documento firmado por todas las fuerzas políticas y leído por el portavoz socialista, José Antonio Alonso, quien ha comparecido ante los medios de comunicación acompañado de todos los partidos con representación parlamentaria, los sindicatos y la patronal.
"ETA vuelve a desafiar a los demócratas, y de nuevo queremos decir que los terroristas jamás conseguirán sus objetivos", dice también la declaración, en la que se advierte a los autores de la muerte del guardia civil Juan Manuel Piñuel Villalón que "sólo les espera la aplicación de la ley, la acción policial y el ejercicio de la justicia".
 
El documento ha sido acordado en una reunión de apenas media hora que ha propiciado una foto poco habitual en los últimos años: los representantes de todos los partidos sin excepción, juntos y sin expresar matices, para presentar una declaración unánime contra ETA.
 
"Los firmantes vamos a seguir defendiendo la vida y la libertad, y vamos a combatir con coraje y fortaleza democrática a la organización terrorista ETA hasta derrotarla definitivamente a través de la fuerza exclusiva del Estado de Derecho", dice uno de sus párrafos.
 
 Además de condenar el último "atentado criminal" de ETA y de expresar su condolencia y solidaridad con la familia del guardia civil fallecido, las fuerzas políticas y los agentes sociales, destacan que la organización terrorista ha asesinado "a un servidor público, a un defensor del Estado de Derecho".
 
El texto remarca que "a los autores de este atentado y al resto de terroristas sólo les espera la aplicación de la ley, la acción policial y el ejercicio de la justicia".
 
 La declaración concluye con un llamamiento a los ciudadanos para que respondan "democrática y serenamente" al atentado, especialmente con las concentraciones del jueves en todos los ayuntamientos.