Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos policiales culpan a las instituciones de la "permisividad" de los Mossos con los radicales en Gràcia

No dudan de la profesionalidad de Mossos y creen que "algo no funciona" porque se les están poniendo trabas
Los principales sindicatos de la Policía Nacional han coincidido este jueves al cuestionar el escaso número de detenidos registrados (sólo dos) en Barcelona tras tres noches de disturbios entre radicales y Mossos d'Esquadra en el barrio de Gràcia de la ciudad condal, que han generado multitud de destrozos y heridos. En declaraciones a Europa Press apuntan a una "cierta permisividad" debido a presiones políticas y auguran más episodios de violencia.
Desde el Sindicato Unificado de la Policía (SUP), su portavoz, Javier Estévez, ha declarado a Europa Press que "visto desde lejos parece que hay cierta permisividad", si bien ha dejado claro que "quien realmente puede juzgar lo que pasa son los compañeros".
Sin embargo, no oculta que "no puede darse el caso de 20 agentes heridos y sólo dos detenidos". "Visto desde la distancia, desde luego la permisividad ha existido con la gente que ha estado ocupando inmuebles", ha zanjado.
El secretario general de la Confederación Española de la Policía (CEP), Antonio Labrado, también cree que "algo no funciona, algo no se está haciendo bien, cuando se realizan unas cargas como esas se deben realizar en el mismo momento las detenciones".
Ha recordado que se están produciendo numerosos actos violentos y tácticas de guerrilla urbana. A partir de ahí culpa a las instituciones por "dar pábulo a los violentos y dejando de lado a la Policía", algo que considera "ilógico".
En la misma línea se ha pronunciado el portavoz de la Unión Federal de la Policía (UFP), José María Benito, para quien "es evidente que los Mossos saben hacerlo y que pueden enfrentarse a situaciones como esta, pero seguramente han recibido instrucción de ser lo más permisivos posibles".
Ha recordado que entre los manifestantes contrarios al desalojo del llamado 'Banco Expropiat' en el barrio de Gràcia había un concejal de la CUP, partido que da apoyo al Gobierno en Cataluña. "Seguramente alguien les está poniendo todas las trabajas para que esto no sea así y eso lo único que genera es más violencia", advierte Benito, quien vaticina más incidentes en el futuro si los radicales ven que sus acciones no tienen respuesta.