Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Isolux declarará mañana a petición propia en la causa sobre el patrimonio de Pujol Ferrusola

Testigos de la empresa defienden ante juez la racionalidad y transparencia de una operación inmobiliaria en México
El presidente del grupo Isolux Corsán Luis Delso declarará mañana de forma voluntaria en la Audiencia Nacional en el marco de la causa en la que el juez José de la Mata investiga irregularidades en el patrimonio del hijo mayor del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol Ferrusola.
Delso, imputado por pagar presuntamente comisiones ilegales al primogénito de los Pujol, será interrogado en relación con un proyecto inmobiliario de México. De la Mata ha citado también mañana, en este caso como testigos, a tres miembros del Consejo de Administración de Isolux Corsán, Alberto Leopoldo, Antonio de Padua Portera y Enrique Vargas Tabernero y a los empresarios José Augusto Ferrería y José Herrero Egaña.
El juez investiga al primogénito de los Pujol por presuntos delitos de blanqueo, fraude fiscal y falsedad documental en el marco de la causa en que le acusa de cobrar comisiones ilegales, lavar capitales de supuesto "origen criminal" y dejar fuera del alcance de la Justicia española, al menos, 2,4 millones de euros que transfirió a México. El juez sospecha que Pujol Ferrusola recibió entre 2006 y 2008 un "provecho neto" de casi 14 millones de euros por parte de Isolux Corsán por participar en el proyecto Azul de Cortés, que se desarrolló en la Baja California Sur mexicana.
El magistrado ha interrogado este lunes a los entonces consejeros Javier Gómez-Navarro --que fue ministro de Comercio y Turismo con el Gobierno socialista de Felipe González--, Juan José Avila González, José Gomis Cañete, Serafín González Morcillo, Antonio Martínez Borrallo, Ángel Serrano Martínez-Estellez, Francisco Moure Barrio, Juan Oderiz y Antonio Portela. Fuentes presentes en la declaración han asegurado a Europa Press que estos testigos han defendido la racionalidad económica y transparencia de la operación.
DOCUMENTACIÓN DE ISOLUX
En el auto, en el que acordó estas citaciones el pasado 12 de febrero, el juez ordenó cursar una comisión rogatoria a Argentina para que se interrogue como testigo a Gustavo Shanahan, el que fuera socio del primogénito de los Pujol en el país andino.
Además, requirió a Isolux Corsán que identifique a las personas que tomaron parte en las negociaciones de los contratos de consultoría Project Marketing y Active Translation, así como en la contratación de Iniciatives por parte de la constructora parar realizar trabajos de servicios de consultoría en México relacionados con la concesión de la autopista Saltillo-Monterrey.
Luis Delso, que declaró el 12 de noviembre de 2014 ante el juez Pablo Ruz como imputado por blanqueo de capitales, fraude fiscal y falsedad en documento mercantil por las operaciones que realizó con las empresas de hijo mayor del 'expresident', alegó en el escrito en el que pedía el archivo de la causa que su imputación le provocaba un "daño reputacional" y que él personalmente únicamente participó en el proyecto Azul de Cortés.
En aquel momento reconoció que pagó 1,2 millones de euros a las empresas de Pujol Ferrusola y su exesposa Mercé Gironés, que también está imputada en la causa, por conseguir que le adjudicaran la ampliación de varias autopistas en México y otros 600.000 por otro la implantación del tendido eléctrico en Gabón.
Precisó que nunca pidió al primógenito del expresidente de la Generalitat cuentas de sus actuaciones ni detalle de las gestiones que realizaba.