Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Murcia respeta que Garre se postule para presidir el PP de la región y apuesta por la unidad

El presidente del Gobierno regional, Pedro Antonio Sánchez, no ha entrado a valorar el hecho de que su predecesor, Alberto Garre, se haya postulado a presidir el PP de la Región, aunque ha mostrado su "respeto" a cualquier opinión. Además, ha señalado que él sigue trabajando para que el PP siga siendo "ese gran partido, fuerte y unido que es la garantía para esta Región y que cree en España, eso es lo importante".
Sánchez ha contestado de esta manera en un contacto con los medios de comunicación y al ser preguntado por las declaraciones de Garre, quien no descarta "nada" dentro del Partido Popular, incluso la opción de alcanzar la presidencia de la formación a nivel regional.
Al ser preguntado por la posibilidad de que esta maniobra genere tensiones internas, Sánchez lo ha descartado, y no solo porque es "optimista por naturaleza", sino porque dice conocer "bien" el partido y la Región, lo que la Región necesita e, incluso, a las personas.
"Y creo que todos vamos a saber poner y lo hemos hecho siempre el interés general y la responsabilidad por encima de todo; y no me cabe ninguna duda de que va a seguir siendo así. Yo no estoy preocupado, de verdad, porque creo en el proyecto, creo en las personas", ha subrayado.
Al ser preguntado por la posibilidad de que esté mal asesorado, Sánchez ha destacado que todos los que han sido presidentes del Gobierno de la Región tienen para él su "máximo respeto", y estima que "todo el mundo tiene derecho a opinar libremente y que cada uno diga lo que piensa me parece bien sea quien sea".
En este sentido, Sánchez ha ratificado que alguien que ha presidido la Región, y en cuyo Gobierno ha participado él mismo, "también tiene derecho a decir lo que cree lo que tiene que decir". Otra cosa, añade, es que "coincidamos o no", y ha ratificado que él no coincide con lo que piensa Garre en ese aspecto.
Además, cree que hay un "buen ámbito" donde expresar esas cuestiones, que es el "ámbito interno del partido", una formación "democrática y demócrata" en la que sus integrantes pueden expresar lo que piensan "en los foros de decisión".
No obstante, ha mostrado su "respeto" a cualquier opinión, y "si de verdad queremos contribuir a que esa opinión pueda escucharse donde se decide, pues hay que hacer la en los órganos del partido democráticamente elegidos, y más di formamos parte de ellos".
Respecto a la posibilidad de que haya un interés en dividir el partido, Sánchez cree que no existe esa intención "desde dentro", y considera que el PP "es un partido unido en la Región de Murcia" en el que "podemos tener en alguna cuestión concreta opiniones diferentes, pero es un partido muy unido y muy sólido".
"Ojalá eso pasase en otros partidos, también en la Región de Murcia", ha señalado Sánchez, quien ha puesto como ejemplo a Ciudadanos, cuya dirección nacional ha tenido que suspender las elecciones en "casi 15 municipios de la Región porque había pucherazo".
"No gobiernan y ya están haciendo pucherazos en 15 municipios", critica Sánchez, quien remarca que, en el PSOE de la Región "ya no hablan de familia, sino que son, generación tras generación, distintas, y el árbol genealógico de las familias del PSOE de la Región "no caben en un mural".
Frente a ello, subraya que al PP de la Región "no le pasa eso" aunque admite que "en alguno tema puntual podemos tener diferencias que enriquecen el proyecto, pero somos un partido unido, serio y comprometido con Murcia".