Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez ve indicios de prevaricación del exconsejero cántabro de Cultura y de un exalto cargo de Cantur

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha dictado un auto en el que ve indicios de delito de prevaricación administrativa por parte del exconsejero de Cultura, Turismo y Deporte y expresidente del Consejo de Administración de Cantur, Javier López Marcano, así como del exdirector general de esta empresa pública, Diego Higuera, por su participación en el proyecto de la Casa de los Gorilas de Cabárceno.
Sin embargo, el juez sobresee libremente la causa en todo lo referente al delito de falsedad de documento oficial que se venía imputando a López Marcano así como a Laureano Antonio Martínez Gutiérrez, responsable de la empresa que ejecutó la actuación, Construcciones Queveda.
Además, el magistrado ha sobreseído provisionalmente la causa en todo lo referente al delito de malversación de caudales públicos que se venía imputando a Marcano e Higuera.
Igualmente se sobresee provisionalmente respecto a la participación en un delito de prevaricación del arquitecto que redactó el proyecto, Eduardo Fernández-Abascal, el aparejador que se encargó de la dirección de obra, Ignacio Cobo, y Laureano Antonio Martínez Gutiérrez.