Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los populares pasan de 'puntillas' por el caso de las tarjetas de Caja Madrid durante la Interparlamentaria del PP

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, clausurará mañana la XXI Interparlamentaria que el PP celebra desde este jueves en Guadalajara, un cónclave que los 'populares' han centrado en atacar al nuevo líder de los socialistas, Pedro Sánchez. De hecho, los cargos del partido han pasado de puntillas por el escándalo del fraude de las tarjetas opacas de Caja Madrid.
Tanto cargos de la dirección del PP --entre ellos Javier Arenas y Esteban González Pons--, como los ministros Cristóbal Montoro (Hacienda), Ana Mato (Sanidad) y Fátima Báñez (Empleo) han dedicado el grueso de sus intervenciones en estas jornadas a censurar la gestión de Sánchez, en especial su decisión de no apoyar al exministro Miguel Arias Cañete para que se convierta en comisario de Energía y Cambio Climático.
Los más duros han sido Arenas y Pons, que han llegado a compararlo con el expresidente del Gobierno socialista. "Sánchez va a superar a Zapatero", ha dicho el primero. "Es una segunda edición de Zapatero", ha añadido después el diputado valenciano, que ha dicho que el líder del PSOE ha demostrado "poca talla" al no respaldar a Cañete. También la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, denunció ayer las "zancadillas" del PSOE en este asunto.
De la misma manera, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha pedido a Sánchez que no tenga la "memoria flaca" y no olvide que la deuda pendiente de España "es la que han dejado los gobiernos socialistas, los de las facturas sin pagar".
APENAS SE HABLA DEL FRAUDE DE LAS TARJETAS
Durante el cónclave, numerosos cargos 'populares' han evitado las preguntas sobre el fraude de las tarjetas de Caja Madrid. De hecho, los periodistas han intentado sin éxito que el ministro Montoro, Cospedal o Beteta aclararan si el Gobierno y el PP van a tomar medidas con los consejeros implicados que nombró en su día el partido, como pedirles que devuelvan el dinero.
El portavoz parlamentario del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, se ha limitado a decir que el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, "ya ha reaccionado muy rápido". Previamente, durante su ponencia en la Interparlamentaria, ha indicado que las instituciones españolas "funcionan y las responsabilidades se depuran donde se tienen que depurar, en los tribunales de justicia".
Además, Alonso ha recalcado que la "responsabilidad" que está llevando a cabo el Gobierno es la de crear "un sistema de transparencia donde nada quede oculto y que se sepa todo". "Eso lo ha hecho el PP, pero debemos seguir reformando instituciones, regulando los cargos públicos y dando herramientas a los jueces para que persigan conductas inadecuadas y que quien se lleve el dinero lo tenga que devolver", ha apostillado.
También se ha referido a este tema la presidenta del PP en el País Vasco, Arantxa Quiroga, que ha afirmado que el PP tendría que tomar medidas por las tarjetas de Caja Madrid porque "no se pueden permitir situaciones como éstas".
La clausura de este cónclave, que ha reunido a decenas de parlamentarios del Partido Popular de toda España, correrá a cargo del jefe del Ejecutivo. Previamente, tomará la palabra la secretaria general y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.