Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 28 respaldan la Agenda Urbana que busca implicar a las administraciones locales en el diseño de políticas en la UE

Los responsables de Urbanismo de los Veintiocho han respaldado este lunes en su reunión informal en Ámsterdam la denominada Agenda Urbana para la UE con el objetivo de promover una mayor coordinación de las políticas y normativas europeas con impacto para las zonas urbanas e implicar a las administraciones locales en el diseño de las políticas europeas.
La Agenda Urbana para la UE, conocida como 'el Pacto de Ámsterdam', reconoce el papel "clave" de las ciudades para lograr los objetivos de crecimiento y empleo a nivel europeo Europa 2020 y para resolver "la mayoría de sus desafíos más acuciantes, incluida la actual crisis de refugiados y de asilo".
Por ello, el pacto se centrará en desarrollar las asociaciones entre las ciudades, los Estados miembro, las instituciones de la UE, pero también ONG y empresas en la búsqueda de soluciones comunes a doce desafíos para las ciudades identificados en la actualidad como la inclusión de los inmigrantes y refugiados, la calidad del aire, la pobreza urbana, la vivienda, la economía circular, los empleos y la economía local, la adaptación al clima, la transición energética, así como del desarrollo urbano sostenible, la movilidad urbana, la transición digital y la contratación pública responsable e innovadora.
Cuatro proyectos piloto ya han comenzado en las áreas de la inclusión de los inmigrantes coordinada por la ciudad de Ámsterdam, sobre calidad del aire, que también coordina Países Bajos, así como en materia de vivienda, bajo la coordinación de Eslovaquia y en pobreza urbana, que coordinan Bélgica y Francia.
Las asociaciones restantes se lanzarán entre finales de año y el verano de 2017, ha precisado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.
"Las ciudades son 'hubs' de creatividad y motores del crecimiento europeo, pero se enfrentan a enormes desafíos tales como la exclusión social, la contaminación del aire o el desempleo. Necesitamos atajar estos problemas juntos", ha defendido la comisaria de Política Regional, Corina Cretu, que subrayado la importancia de la Agenda Urbana y ha asegurado que están "dispuestos a escuchar más" las ciudades en lo respecta a "lo que funciona para ellas y lo que necesita mejorarse".
La Agenda Urbana para la UE busca por un lado "implicar a las autoridades urbanas a lograr una normativa mejor, mejor financiación y un mejor conocimiento" basado en el intercambio y buenas prácticas para hacer frente a los desafíos de las ciudades.
Así, la Agenda Urbana perseguirá promover "un enfoque más eficaz, integral y coordinado" de las políticas y normativas europeas con impacto potencial para las ciudades en Europa e "implicar a las autoridades urbanas en el diseño de las políticas" y reforzar la dimensión urbana en las mismas aunque no se tocará la distribución de las competencias legales actuales ni se transferirán competencias a nivel de la UE.
Respecto a los recursos financieros, la UE no creará nuevos recursos de financiación, sino que se trata de facilitar el acceso y la coordinación de las posibilidades de financiación para las autoridades urbanas, que están entre las principales beneficiarias de la financiación de la UE y ayudarles a superar la carga administrativa pesada.