Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El responsable de operación contra el cártel Sinaloa: "Hubiéramos deseado detener al 'Chapo Guzmán', pero es complicado"

(ESTA NOTICIA AMPLIA Y SUSTITUYE A LA ANTERIOR SOBRE EL MISMO TEMA) Uno de los mexicanos detenidos pidió a los agentes que le conservasen un ticket compra para que le devuelvan las tasas al volver a su país
(ESTA NOTICIA AMPLIA Y SUSTITUYE A LA ANTERIOR SOBRE EL MISMO TEMA)
Uno de los mexicanos detenidos pidió a los agentes que le conservasen un ticket compra para que le devuelvan las tasas al volver a su país
El Comisario Jefe de la Brigada Central contra el Crimen Organizado se ha felicitado este viernes por el resultado de la operación policial, que se ha saldado con el arresto en España de cuatro integrantes del cartel mexicano de Sinaloa, una de las grandes mafias dedicadas al narcotráfico en centroamérica. Sin embargo, este responsable policial --que ha declinado ofrecer su nombre por razones de seguridad-- no ha ocultado su deseo de haber detenido al líder de este cartel, Joaquín Guzman Loera, alias el 'Chapo Guzman', considerado el narcotraficante más importante del mundo.
"Hubiéramos deseado detener al 'Chapo Guzman', pero eso es muy complicado", ha dicho el comisario dirigiéndose a los periodistas mexicanos que se encontraban en la sala de prensa del complejo policial de Canillas (Madrid), donde se han expuesto los 373 kilos de cocaína que el grupo narcotraficante pretendía vender por toda Europa asentándose así en el continente.
Precisamente, entre los cuatro arrestados en Madrid se encuentra Jesús Gutiérrez Guzmán, primo hermano de 'El Chapo' Guzmán, quien fue detenido hace ocho días junto a los otros tres narcotraficantes mexicanos que ayer fueron enviados a prisión por el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, según informaron fuentes jurídicas.
Velasco ha dirigido esta operación en sustitución del juez central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, aunque también instruye el procedimiento de extradición contra los cuatro detenidos que han solicitado las autoridades de Estados Unidos por otros hechos delictivos relacionados con el tráfico de sustancias estupefacientes.
"ORFEBRERÍA" CON EL FBI DE BOSTON
Esta operación supone el fin de dos años y medio de investigación, según ha relatado el comisario, quien ha vaticinado que las pesquisas realizadas "durarán mucho tiempo y servirán de base para otras". El punto de partida fue un aviso del FBI de Boston con el que la Policía española ha venido trabajando de forma conjunta desde 2010 y el detonante de las detenciones fue la llegada de un contenedor el pasado 27 de julio cargado de cocaína a Algeciras (Cádiz) procedente de Brasil.
"La investigación ha sido una obra de orfebrería", ha llegado a decir el mando policial, quien ha reconocido que controlaban las reuniones que grupo mantenía en hoteles y restaurantes cuando venían a España.
Según han dicho esta operación ha evitado la implantación en Europa del cartel Sinaloa así como el establecimiento de nuevas rutas de acceso al continente. El jefe de la sección de cooperación internacional de la Policía Nacional --que tampoco ha dicho su nombre-- ha advertido de que los narcotraficantes se encuentran en constante búsqueda de nuevos mercados y por tanto la mejor manera de acceder a ellos sin intermediarios.
LA ANÉCDOTA DE LAS DETENCIONES
A modo de anécdota sobre las detenciones, uno de los mandos policiales ha relatado que uno de los arrestados había hecho una compra reciente a unos grandes almacenes y pidió a los agentes que le capturaron que no le perdiesen el ticket de compra para que le devolviesen las tasas de impuestos a su salida de España.
Gracias al intercambio de informaciones con el FBI la Policía tuvo conocimiento de que los investigados tenían la intención de iniciar importantes envíos de cocaína por vía marítima, oculta en contenedores con carga legal declarada. Adoptando grandes medidas de seguridad para asegurar el éxito de las operaciones, enviaron varios contenedores sin ningún tipo de estupefaciente, en una ocasión cargado con piñas y en otro con productos de artesanía oriental.
Las investigaciones efectuadas permitieron identificar a un primer miembro del cartel, Jesús Gonzalo Palazuelos Soto, que se desplazó a Madrid para hacerse cargo del cargamento de la cocaína desde su remisión hasta su posterior distribución. Días después llegaron a Madrid Jesús Gutiérrez Guzmán -también conocido por "Manolo"- considerado como líder del grupo que quiere establecerse en España, Samuel Zazueta Valenzuela, uno de sus principales colaboradores, y Rafael Humberto Celaya Valenzuela, que viene a representar de alguna forma los asuntos "legales" de la organización.
DETENIDOS EN EL CENTRO DE MADRID
La Policía Nacional estableció un amplio operativo encaminado a su detención. Uno de los investigados fue abordado por los agentes cuando se dirigía a su hotel, en el Paseo de la Castellana. De forma paralela se arrestó a los otros tres narcotraficantes en las inmediaciones de un lujoso establecimiento hotelero del centro de Madrid.
En los registros realizados en las habitaciones donde se alojaban se han intervenido teléfonos móviles, 5.500 dólares USA, cerca de 3.000 euros, 4.000 pesos mexicanos y documentación pendiente de análisis. Los detenidos, de edades comprendidas entre los 37 y los 52 años y nacionalidad mexicana, estaban buscados por las autoridades judiciales estadounidenses por tráfico de estupefacientes y blanqueo de capitales, entre otros delitos.