Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevo salto a la valla de Melilla

Un grupo de 15 inmigrantes se ha encaramado a la valla. Agentes españoles y marroquíes se despliegan a ambos lados. Los subsaharianos se separan. Uno de ellos quema una camiseta y  los ánimos se calientan. La Guardia Civil intenta disuadirlos con las porras. Algo más fuerte parecen ser los golpes que dan desde el lado marroquí con palos, que obligan a los inmigrantes a bajar y a cruzar la alambrada que tanto les ha costado trepar. Formaban parte de un grupo de 250 personas que han intentado por tercer día consecutivo saltar la valla. Sólo uno ha conseguido burlar los controles de seguridad, muy amplios y estrictos hoy, incluso para la prensa. Esta oleada podría ser  por falta de control en el paso fronterizo.