Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer secretario del PSC en Girona ve "difícil" aproximar posiciones con los dimisionarios

Insta a la dirección socialista a "hacer un paso más" apoyando la Ley de Consultas
El primer secretario del PSC en Girona, Juli Fernández, ha asegurado este lunes que ve "difícil" aproximar posiciones con los diez miembros de la Ejecutiva gerundense que hace una semana presentaron su renuncia.
En rueda de prensa, ha explicado que de momento sólo ha hablado con dos de las personas que dimitieron y ha añadido que no abandonará este espacio de dialogo, aunque ha admitido: "No soy optimista".
Ha añadido que no quiere pensar en una escisión y que trabajará para sumar, si bien ha reconocido que la comunicación "es prácticamente nula" entre los disidentes y la dirección de los socialistas en Girona.
Asimismo, ha instado a la dirección nacional del PSC a "hacer un paso más" apoyando la Ley de Consultas, puesto que ha valorado positivamente celebrar un referéndum el próximo 9 de noviembre para decidir el futuro de Cataluña.
Fernández ha manifestado que los socialistas de Girona están "radicalmente a favor del derecho a decidir" y ha considerado que se tendría que realizar una redefinición de la pregunta, para que la Ley de Consultas pueda ser válida.
Finalmente, ha descartado convocar un congreso extraordinario para elegir una nueva Ejecutiva gerundense del PSC --tal como pedían los dimisionarios-- porque el partido "tiene que afrontar las elecciones europeas con garantías".
Ha asegurado que "no es la mejor solución" celebrar un congreso coincidiendo con los comicios de Europa y ha añadido que no es idóneo convocarlo porque, justo en un año, también habrá las elecciones municipales.