Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un sector de la ANC pide una dirección más colegiada y con mayor pluralidad

Essència emite un "llamamiento de alerta" a la dirección para mejorar la democracia interna
Una cincuentena de miembros de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) agrupados en el colectivo Essència han impulsado este miércoles un manifiesto para fortalecer la democracia interna de la asociación y protegerla de las amenazas que pueda sufrir, para lo que se comprometen a defender a los miembros de la ANC de "agresiones externas".
"Defenderemos la presidencia y cualquier miembro que pueda verse comprometido por su militancia pacífica", ha explicado en rueda de prensa la portavoz del colectivo, Raquel Torres, que asegura que afrontar las injerencias y agresiones externas hace necesaria una estrategia de cohesión que refuerce la vertiente territorial de la ANC.
Aunque reconoce que por ahora no existe una "amenaza real" de ilegalización de la ANC, sí detecta la tentación evidente de instrumentalizarla para que deje de tener vigencia, por lo que ha avanzado que ya preparan una estrategia --que no ha querido explicar-- por si el Gobierno central pretende tomar medidas contra la ANC.
El preámbulo del decálogo de Essència esgrime que es necesario fortalecer el arraigo territorial de la entidad para que la entidad pueda seguir funcionando aunque "el Estado ejecute la tentación de ilegalizar la ANC o lleve a cabo alguna acción para descabezar la dirección".
El colectivo ha explicado que el manifiesto debe servir de "llamada de alerta" a la actual dirección con el objetivo de mejorar la democracia interna y visibilizar que, si se descabezara la entidad, detrás hay suficientes voces y manos para que la sociedad civil siga liderando el movimiento.
Por ello, aunque han asegurado que la presidenta de la ANC, Carme Forcadell, cuanta con todo su apoyo y confianza, han admitido que podría ser "positivo" que de las elecciones del 10 de mayo para renovar el Secretariado Nacional de la ANC surja una dirección más colegiada y con una mayor pluralidad.
"DISTANCIAMENTO" DENTRO DE LA ANC
Torres ha señalado que "en los últimos tiempos se ha producido un cierto distanciamiento" entre el órgano ejecutivo del Secretariado Nacional y las asambleas territoriales, y ha criticado que haya primado una supuesta eficiencia por encima de la transversalidad y pluralidad de la organización.
Entre los aspectos que pide mejorar el decálogo de Essència, está también velar por la independencia de la ANC frente a los partidos, mejorar la participación y representatividad en los órganos de dirección, así como mejorar el flujo de información dentro de la Assemblea y potenciar las organizaciones territoriales.