Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El concejal socialista en Zaragoza defiende gestión honrada y transparente y descarta su dimisión

Antonio Becerril, quien ha sido suspendido provisionalmente de su cargo de teniente de alcalde y responsable de Infraestructuras y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Zaragoza por su supuesta relación con uno de los imputados en la trama de corrupción urbanística de La Muela (Zaragoza), durante el pleno municipal que se celebra hoy en la capital aragonesa. EFEtelecinco.es
El concejal socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza Antonio Becerril ha defendido hoy su gestión "honrada y transparente" al frente de las áreas de Infraestructuras y Participación Ciudadana, y ha descartado presentar su dimisión.
Así se ha pronunciado Becerril momentos antes de que el alcalde, Juan Alberto Bellcoh, comunicara que lo suspendía del cargo de forma provisional por aparecer en el sumario abierto sobre la trama de corrupción urbanística en La Muela (Zaragoza), en concreto en unas conversaciones telefónicas con el empresario Carmelo Aured, en prisión provisional por los hechos.
El concejal ha asegurado haber cumplido siempre "al cien por cien" con su cargo tanto "en honradez como en transparencia. Eso lo van a ver muy pronto".
Becerril ha reconocido haberse reunido en los últimos tres años "con casi todos los empresarios" de la ciudad de Zaragoza, porque "todos" han ido a verle para explicarles aspectos del plan del Fondo Estatal de Inversión Local, de los Fondos FEDER, del programa con la Diputación Provincial y sobre otros proyectos que la Administración iba a poner en marcha.
Ha asegurado haber tenido "multitud de llamadas" e incluso "hace un año o dos" de Carmelo Aured, a quien conoce "desde hace muchos años", para pedirle que atendiera a empresas, ninguna de las cuales, ha subrayado, ha sido beneficiaria de adjudicaciones de ninguna de las áreas del Ayuntamiento.
El concejal, quien se siente "muy tranquilo", ha insistido en su deseo de seguir trabajando por Zaragoza y defender los derechos de la ciudadanía y ha negado implicaciones en la trama que "si las hay" las tendrá que señalar el juez.
Becerril ha atribuido los hechos a "chascarrillos" y se preguntó por los motivos que existen para presentar su dimisión, ya que se considera "tranquilo, con una gestión de 24 horas, atendiendo a todos los empresarios" y "facilitando la información una vez que está publicada".
En este sentido, ha desmentido haber facilitado información privilegiada porque todas las adjudicaciones de la capital aragonesa pasan por la mesa de contratación en la que él no está, y las empresas que se citan "no se han llevado ni una obra de la ciudad".
También ha asegurado no tener constancia de haber enviado un fax con un listado de obras una semana antes de su publicación en la página web municipal, algo que "lo tendrá que demostrar quien corresponda", ni de haber recibido aguinaldos de Carmelo Aured o de "alguien" por Navidad.
Ha desmentido asimismo la intermediación de Aured para adquirir un chalé en la Costa Dorada, quien sí le habló de la existencia de esa residencia, pero que descartó por su precio como lo había hecho con un apartamento que fue a visitar, ha informado, con un concejal de la oposición, pero que no se ajustaba a su presupuesto.
El concejal ha subrayado que de todos los hechos se ha enterado por la prensa y ha advertido que "las cosas hay que demostrarlas".