Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El técnico de operaciones de Madridec: "Nadie me comunicó que fuera jefe de Emergencias"

Juicio del Madrid ArenaEFE

El técnico de operaciones de Madrid Espacios y Congresos (Madridec), José Ruiz Ayuso, ha asegurado que desconocía que era el jefe de emergencias la noche de la trágica fiesta en el Madrid Arena. "Nadie me comunicó por escrito que yo fuera jefe de Emergencias; nadie me comunicó con palabras que yo era jefe de Emergencias; nadie me dio a firmar un documento en el que se leía que yo era jefe de Emergencias", ha aseverado.

Así lo ha asegurado Ruiz Ayuso durante su declaración en la cuarta sesión del juicio por la muerte de cinco chicas en la fiesta de Halloween en la Audiencia Provincial de Madrid, quien del mismo modo ha señalado que "la primera vez" que escuchó que era jefe de Emergencias fue la madrugada del 1 de noviembre a las 6 horas.
Respecto a quién se lo comunicó, ha asegurado no recordarlo. Toda su actuación, ha asegurado, fue como técnico de operaciones, para velar por cualquiera de los servicios prestados. "No hubiera cambiado mi forma de actuar si hubiera sido jefe de Emergencias", ha puntualizado.
La fiscal Ana Muñoz ha preguntado a Ruiz Ayuso sobre la formación que obtuvo para ser parte de los equipos de autoprotección, y el acusado ha asegurado que "ninguna". En relación a por qué había revisado vomitorios y había dado indicaciones sobre los mismos si no era jefe de Emergencias, ha señalado que actuó porque vio riesgo.
EL MONTAJE DE LA FIESTA
El acusado ha declarado que cuando llegó al Madrid Arena, sobre las 19.45 horas, bajó con el técnico de producción (quien había controlado el montaje) y el excoordinador de Madridec, Francisco del Amo, a realizar una "revisión" al pabellón y vio que había más barras y que el 'túnel del terror' no se había contemplado en los planos.
Según Ayuso, Del Amo le dijo que no se preocupara "por eso", ya que "estaba todo previsto" y que dicho 'túnel del terror' no computaba para el aforo. La fiscal le ha recordado que en su primera declaración en el Juzgado de Instrucción aseguró no haber visto "anomalías", algo que Ayuso ha achacado a las indicaciones que le había dado Del Amo sobre esas medidas.
También ha reconocido que esa noche pidió que retiraran unas cintas que precintaban algunos de los vomitorios. Además ha asegurado que las vallas que formaban un pasillo hacia el ropero no estaban enlazadas. Ayuso ha señalado que esa "y todas las incidencias" que vio, se las comunicó al promotor de la macrofiesta, Miguel Ángel Flores.
OPERATIVA DE SEGURIDAD
Además ha señalado que la operativa de Seguridad se la dieron hecha, "la elabora Seguriber, que luego necesitará un visto bueno", ha explicado. "Cuando me mandan la operativa de seguridad establezco el número de horas y se lo paso al cliente; cuando este lo acepta, seguridad me pasa el plan de vigilancia y yo se lo remito al cliente, y lo que hago es por velar porque los servicios presupuestados se cumplan", ha reiterado.
Por otra parte, Ruiz Ayuso ha asegurado que Francisco del Amo era su jefe y tenía que "obedecerle". Además ha apuntado que "nunca" tuvo el plan estratégico y que su función la trágica noche era "velar por la prestación de servicios". "Una de las cosas que hago es comprobar que los servicios contratados están presentes, como fontanería o electricidad, pero no llevo la seguridad", ha señalado.
EL CONTROL DEL AFORO
Respecto al control del aforo por plantas, ha dicho que se controló con vigilantes en cada entrada y salida y vigilantes en la isla (donde bajan las escaleras de cota 5 a 11, que da acceso a los vomitorios). Entiende que en el evento, aunque no lo vio, se tomaran medidas para controlar el evento por plantas, algo que correspondía "a Kontrol 34, como en todos los eventos". El personal de Seguriber tenía la función, según Ayuso, de cubrir el plan de autoprotección.
Ha negado conocer el número de la lancha que quería realizar el dj Steve Aoki, pero que sabe "por la prensa" que se necesita un número determinado de personas en la pista. El Ministerio Fiscal le ha vuelto a preguntar si realizó una comprobación posterior de los vomitorios, algo que ha negado. "Normalmente las puertas de los vomitorios no se quedan fijas; se cierran pero se pueden abrir en cualquier momento porque tienen barra antipánico".
El técnico de operaciones de Madridec ha reconocido que tras la tragedia, se desmontó todo excepto en el vomitorio de la avalancha, donde la Policía Científica no dejó limpiar ni desmontar nada. Ayuso ha negado que aquella noche se enterara de la apertura del portón que dio acceso a las personas que hacían botellón en el exterior del recinto, y que desconoce quién dio la orden de abrir dicho acceso. En cuanto a la función de Kontrol 34 ha dicho que era "reconducir flujo de personas y sacar a borrachos de allí".
ACUSACIONES PARTICULARES
Ayuso ha respondido también a las preguntas de las acusaciones particulares. Ha señalado que al estar dentro, Francisco del Amo "ve cosas", y que su función era "esperar a los promotores". Ha negado que Del Amo tuviera capacidad para dar la orden de abrir el portón o para realizar requisas.
Del Amo le llamó y le dijo que había dos niñas muertas en la Enfermería. "Nunca hablé con el señor Rojo ni con nadie más", ha dicho, al tiempo que ha añadido que las llaves del pabellón Satélite las tiene Seguriber.
Se han proyectado en Sala diferentes vídeos sobre el momento en el que un individuo precintaba una de las escaleras mecánicas del recinto municipal para que el acusado reconociera si dicha persona pertenecía a Seguriber o a Madridec, aunque no lo ha podido precisar.
En otro de los vídeos ha visto al encargado del Control de Cámaras, Roberto Mateos, por distintas zonas del recinto municipal, por lo que no se encontraba en su puesto de control de cámaras, de lo que le acusa la Fiscalía.
A preguntas de su abogado, Ruiz Ayuso ha asegurado que vio a una persona de Diviertt empujar la lancha con el dj Steve Aoki en el número para el que se necesitaban más personas de las que el aforo permitía en la pista central.