Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juzgado decreta "fraude de ley" en los contratos temporales de una trabajadora con la Fundación Biomédica de La Paz

La sentencia establece que la relación laboral debe ser indefinida y que se compute antigüedad a la empleada
El Juzgado de los Social número 36 de Madrid ha decretado que los contratos temporales que encadenó una trabajadora con la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital de La Paz se hicieron "en fraude de ley" y que la relación laboral debe ser indefinida.
Así lo detalla en una sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, tras estimar una demanda contra la entidad. Contra el fallo se puede interponer recurso de suplicación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).
El juzgado recoge que la trabajadora suscribió varios contratos temporales desde junio de 2008 hasta enero de 2017 y que se fundamentaban en la realización de proyectos de investigación concretos (sobre las bases molecurales de las alergias alimentarias) en amparo de la ley de ciencia.
En este caso, la sentencia expone que el artículo 15.3 del Estatuto de los Trabajadores expone que se "presumirán por tiempo indefinido contratos temporales celebrados en fraude de ley, disposición que sí resulta de aplicación en el presente supuesto".
"El fraude de ley se produce cuando se utiliza un contrato de duración temporal para satisfacer una necesidad, no puntual, sino permanente del empleador, ya que la modalidad de contrato prevista para tal situación no es ninguna de las contempladas en el artículo 15 sino indefinida", expone el juzgado.
Tras examinar la prueba documental, se desprende que todos los contratos de duración temporal celebrados desde el 16 de abril de 2012 se "suscribieron sin solución de continuidad, habiéndose interrumpido la prestación de servicios solo por situación de incapacidad temporal de la trabajadora por causa de gestación".
Al respecto, expone que aunque la obra o servicio que motiva cada contrato se describen con precisión en el respectivo documento y "aparenta gozar de autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la Fundación, se ha demostrado que la trabajadora siempre ha prestado servicios en la Unidad de Imagen avanzada del centro (dato este no controvertido)".
La sentencia expone que se responsabilizó de la gestión y organización de sus recursos y de la puesta a punto de las maquinaria, que a su vez es la que utiliza para el desarrollo de los diferentes proyectos de investigación que se llevan a cabo".
"Dicha unidad funciona por ello con carácter estable y permanente y así lo manifestó en el acto de visita la presidenta del Comité de Empresa de la demandada (...) En definitiva, se ha demostrado que la trabajadora ha prestado y presta servicios en una unidad de funcionamiento permanente desarrollando funciones cuya necesidad es continua y estable para la empresa", concluye el fallo judicial.
Tras conocer la sentencia, el sindicato CCOO Madrid ha señalado que su Federación de Sanidad demandó a la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital La Paz, por el fraude en la contratación de una de sus trabajadoras.
En un comunicado, recalca que la sentencia reconoce también la antigüedad de la trabajadora desde el primer contrato temporal celebrado con el Servicio Madrileño de Salud, antes incluso de la creación de la Fundación de Investigación Biomédica.
Para CCOO, esta sentencia "evidencia la lamentable situación de la investigación en la Comunidad de Madrid y las pésimas condiciones de trabajo de los investigadores e investigadoras en la región".