Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El marido de una víctima del metro de Valencia dice que Cotino ofreció trabajo a su hijo

"Hoy en día no creo en la justicia, no creo que se hayan hecho las cosas como tocaba", dice Francisco Manzanaro
Francisco Manzanaro, quien perdió a su mujer en el accidente del metro de Valencia de 2006, ha explicado este lunes que el entonces conseller de Agricultura y Pesca de la Generalitat Valenciana, Juan Cotino, le visitó en su casa y le ofreció trabajo a su hijo "en una empresa de su familia o en una empresa pública". Asimismo, ha dicho que Cotino "enlazó" este tema con el del procedimiento judicial y les preguntó que si se iban a personar en la causa.
Manzanaro se ha expresado en estos términos en la comisión de investigación de las Corts que trata de arrojar luz sobre el accidente de Metrovalencia del 3 de julio de 2006, en el que fallecieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas.
Francisco Manzanero, quien ha explicado que el mismo día del accidente su hijo se graduaba, ha señalado que un día le llamaron, no recuerda quién, para decirle que Cotino quería pasar por su casa "para ver cómo estábamos y qué necesitábamos", y ha destacado que aceptó porque "estábamos liados con el tema de la indemnización" --que recurrió-- y creía que iban a hablar de "temas burocráticos".
Ha señalado que Cotino, que acudió con el entonces concejal del PP de Torrent Santiago Miquel, hizo "una entrada apoteósica", ya que comenzó diciendo que él había tenido algún familiar afectado por un accidente y que "cuando ocurre algo de esto se tiende a buscar responsables, pero muchas veces no es así", de forma que "de alguna manera decía 'no os equivoquéis'".
Manzanaro ha indicado que a Cotino, que era "el que llevaba la palabra porque Santiago Miquel solo confirmaba lo que decía el otro", le preguntó "cómo era posible que con el dinero que se habían gastado para la visita del Papa no hubiera 3.600 euros para poner una baliza de seguridad que hubiera evitado el accidente" y el exconseller le respondió que la visita del pontífice "se había pagado con la venta de mochilas".
También ha criticado que Cotino "sabía perfectamente quién era y las posibles necesidades" de cada una de las víctimas del accidente y, en su caso, "sabía que yo trabajaba en banca, que mi hijo había acabado la licenciatura de ADE y que estaba en paro" y dijo que "estaba dispuesto a ofrecerle un trabajo en una empresa de su familia o en una empresa pública". Asimismo, ha dicho que "enlazó" este tema con el judicial preguntando si "nos íbamos a personar en la causa, pero Manzanaro le dijo que todavía no habían decidido qué harían.
Asimismo, ha destacado que "a los tres o cuatro días" Santiago Miquel le llamó para preguntarle si había "sopesado lo de la oferta de trabajo" para su hijo y qué harían en el tema del procedimiento judicial. "Yo le dije que no me volvieran a llamar para este tema y que haríamos lo que estimáramos oportuno", ha subrayado.
A su juicio, la visita de Cotino, quien le dio su móvil particular "por si en algún momento quería algo", "no era para dar apoyo moral, porque cuando se fueron me encontraba peor". Según ha dicho, "si no hubieran venido mejor" y ha añadido: "Si hubiera sabido de qué iba a la visita no los hubiera recibido en mi casa".
"NO ME PARECE ÉTICO"
La actuación de Cotino "me recuerda los años 20 de otro país, no el siglo XXI en una democracia" y ha resaltado que "hablar de temas judiciales y de puestos de trabajo cuando hace dos meses que has enterrado a tu mujer no me parece muy ético".
También ha explicado que cuando acudió a firmar el documento para la recepción de las ayudas había una cláusula que establecía: "Mediante el cobro de este importe, el receptor renuncia a emprender cualquier tipo de acción penal o judicial" pero "la mayoría no aceptamos hasta que quitaron esa cláusula".
En otro momento de su intervención ha resaltado: "Si yo hubiera sido juez, habría investigado mucho más", porque ha criticado que "en este caso se centraron en 80 --kilómetros por hora--, la curva y el conductor". "Hoy en día en este tema del accidente no creo en la justicia, no creo que se hayan hecho las cosas como toca", ha resaltado.
Asimismo, ha criticado la comisión de investigación de las Corts que se celebró en 2006. "No entenderé nunca que en cuatro días una comisión de un accidente de estas características donde se debe buscar muchísima información se pueda hacer", ha resaltado.
Por otro lado, ha dicho que tuvo que ir tres veces al juzgado para recoger las pertenencias de su mujer, y ha indicado que pidió quedarse con un reloj que llevaba, "aunque estuviera roto", pero no lo consiguió.
"LO MÁS CERCA QUE HEMOS TENIDO A CAMPS HA SIDO AQUÍ"
"Lo más cerca que hemos tenido a Francisco Camps ha sido el otro día aquí", en la sala de la comisión, ha dicho Manzanaro, quien cree que la actuación de los miembros del Consell de entonces fue "totalmente nefasta". "Intentaron incluso prohibir las concentraciones en la plaza de la Virgen", ha resaltado.
También ha subrayado: "Nunca nos hemos dejado manipular por ningún partido". No obstante, ha añadido que "hay momentos en los que no tienes más remedio que ir a parar a un partido; por ejemplo para ir Bruselas si no tienes la invitación de un eurodiputado no puedes ir". "Nos invitó el PSOE y fuimos, si nos hubiera invitado el PP también habríamos ido", ha resaltado.
Inquirido por qué le habría gustado recibir por parte del Consell, ha respondido que sentirse "apoyado", que "alguien con responsabilidad" en el Gobierno valenciano hubiera recibido a las víctimas y "hubiera dicho: hay tres o cuatro responsables y los vamos a cesar".
"UN POCO DE HUMANIDAD"
Tras las preguntas del diputado del PP Alfredo Castelló, Manzanaro ha criticado que "después de haber pasado lo que hemos pasado y encima de que no nos han pedido perdón, aquí ha acudido gente que nos continua machacando".
En este sentido, ha pedido "un poco de humanidad" y ha agregado: "No me imaginaba nunca que mucha clase política fuera de la clase que es".