Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva bomba calórica de la comida basura

 Al nuevo sándwich del Kentucky Fried Chicken no le falta de nada. Bacon en cantidades suficientes para relamerse de gusto y aumentar el colesterol hasta las nubes, queso semiderretido y en vez de pan, dos trozos de pollo rebozado a cada lado. Es espectacular, repleto de hidratos de carbono, exquisito, es de todo, menos saludable.
 

Los que estén pensando en hacer dieta mejor elijan otra cosa. Este modelazo de comida basura saldrá a la venta en EEUU el próximo lunes y la campaña publicitaria ya hace a más de uno salivar. Basta mirar las imágenes. Los nutricionistas y los médicos, sin embargo, son los menos contentos con el nuevo producto de KFC, que es una verdadera 'bomba' con 1.228 calorías, según publica el . KFC insiste en el sándwich contiene sólo 540 calorías -, pero tras bambalinas se sabe que la cantidad es mucho más alta. Además de las calorías se habla de la sal que contiene cada bocata doble de estos, que viene en un combo con patatas y un refresco. La multinacional del 'fast food' planea exportar su nuevo sándwich estrella a Reino Unido y pronto llegará a España. 'Daily Mail'