Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva vida de 'El Tato'

Han pasado unos largos años desde que una tarde en la Feria del Pilar, Raúl Gracia Herrera El Tato cortase matase su último toro. Una dura enfermedad le había empitonado. La Malagueta ha ovacionado en pie su vuelta a los ruedos. Informativos Telecinco ha pasado con 'El Tato' unas horas analizando su segunda vida como matador.
'El Tato' tuvo suerte en el lote de su reaparición en los ruedos. Le correspondieron dos excelentes toros ovacionados en el arrastre, con los que lució de un modo distinto. Correcto en su primero, en el segundo alcanzó cotas más altas en el toreo al natural y con bellos pases de pecho. El mal uso del estoque le privó de "tocar pelo".
En contraposición a lo ocurrido con "El Tato", a José Tomás le tocó el peor lote del encierro. Pese a que estuvo muy por encima de sus toros, los aficionados no pudieron disfrutar de una de sus grandes faenas.
Con dos toros muy diferentes, el claro triunfador del encierro, fue Sebastián Castella. Cortó una oreja del manejable tercero tras una faena con más emoción que temple, en la que destacaron pases cambiados y circulares invertidos.
Lo más importante sucedió en el último, un manso total al que dominó de principio a fin a base de firmeza hasta cuajarlo con rotundidad por ambos pitones. Tras una gran estocada paseó otro apéndice que no fue suficiente para abrir la puerta grande por la exigencia del Reglamento de Andalucía que para tal honor obliga a cortar dos trofeos al mismo toro.
Raúl Gracia "El Tato", palmas y ovación tras aviso.
José Tomás, ovación tras aviso y vuelta al ruedo tras dos avisos.
Sebastián Castella, oreja y oreja tras aviso.
La plaza tuvo lleno de "no hay billetes" en tarde ventosa.