Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El objetivo de Raikkonen, mantener el liderato

"Sabemos que hemos tenido nuestros altibajos en las primeras carreras. Ahora espero que Ferrari mantenga en Barcelona el mismo ritmo de Malasia y Bahrein", declaró.
Por primera vez en su carrera, el vigente campeón del mundo inicia la etapa europea de la temporada al frente de la tabla de pilotos con 19 puntos, tres más que el alemán Nick Heidfeld  y cinco más que su principal rival, el británico Lewis Hamilton.
"Obviamente, prefiero ser el líder que el perseguidor que solía ser todas las temporadas. Mantener a todos detrás de mí durante la carrera significaría también dejarlos atrás en el campeonato", aseguró.
Pese a su optimismo, el finlandés es consciente de que será muy difícil batir a sus rivales. "Hemos ganado las dos últimas carreras y eso hará que nuestros competidores ataquen aún más fuerte", afirmó.
Para Rõikk÷nen, las pruebas que realizaron muchas de las escuderías la semana pasada en Montmeló, en las que examinaron las mejoras introducidas en los monoplazas, no reflejan las opciones reales de cada equipo de cara al Gran Premio de España.
"Nosotros hemos dado un pequeño paso adelante, pero es difícil juzgar estos entrenamientos porque cada equipo prueba cosas distintas y corre con varios niveles de combustible", señaló.
"Mi parte en las pruebas de la semana pasada no fue muy buena, pero no importa. Creo que deberíamos tener la velocidad suficiente durante el fin de semana", añadió.
Sin embargo, Montmeló es un circuito que no se le suele dar bien a Raikkonen. De las siete temporadas que lleva en la Fórmula Uno, sólo ha sido capaz de subir al podio catalán en una ocasión, cuando venció en 2005 al volante de un McLaren.