Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los organizadores del Mundial estudian prohibir las vuvuzelas

¿Adiós a las vuvuzuelas? Las protestas de técnicos y jugadores han provocado que la FIFA esté evaluando prohibir las trompetas plásticas con las que los aficionados animan los partidos de fútbol en el Mundial de Sudáfrica. El zumbido que provocan los instrumentos es tan molesto que obstaculiza la comunicación en el terreno de juego entre los seleccionadores y los futbolistas.
El director ejecutivo del Comité Organizador del Mundial de Sudáfrica, Danny Jordaan aseguró a la BBC que están evaluando prohibir las las vuvuzelas durante los juegos tras las quejas recibidas por parte de televisiones y de los técnicos.
 "Algunas cadenas que retransmiten los partidos y otras personas nos lo han pedido y es algo que estamos evaluando", afirmó el responsable del ente deportivo.
Jordaan explicó que ya se ha hecho algo para evitar el abuso de estos instrumentos: "hemos pedido que no se utilicen durante los himnos nacionales y cuando se hace un anuncio. Sé que es una cuestión delicada y la estamos manejando lo mejor posible".
Jordaan apeló a recuperar los días de la "lucha" (contra el apartheid): "cantábamos y no soplábamos. Marchábamos y cantábamos".
Algunas cadenas de televisión ya han tomado medidas, como las dos cadenas públicas alemanas, ARD y ZDF, que han regresado a la locución tradicional con el micrófono en mano para amortiguar el permanente zumbido ambiental de las vuvuzelas.
Hasta Facebook han llegado las protestas. Un grupo de personas han creado -Anti-vuvuzela-Gruppen-, donde algunos cuentan que le han quitado el volumen a la televisiones para ver los partidos sin el ruido de las cornetas.
El creador de las vuvuzuelas defiende las trompetas
Nuestras vuvuzelas tienen el sonido más puro y son las más fáciles de tocar. Un niño de dos años puede tocarla", dijo Neil van Schalkwyk de Ciudad del Cabo, quien desarrolló la vuvuzela hace siete años y cuyas ventas han crecido desde 500 mensuales a 50.000.
Van Schalkwyk llamó inicialmente a su cuerno el "boogie-blaster", aunque los fanáticos la transformaron en vuvuzela, lo cual significa "bombear" o "levantar", y así nació la moda.
Actualmente la industria de la vuvuzela está valorada en 50 millones de rand (6,45 millones de dólares) en Sudáfrica y Europa, estimó.
Van Schalkwyk se negó a confesar cuanto dinero había ganado con su invento. "La vuvuzela es un símbolo de la forma en que podemos celerar y de cómo nos gustaría que el resto del mundo disfrute también sus celebraciones", afirmó.