Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La gente ha pasado la noche al raso, en medio de gritos y llantos"

"Se confirma que los daños son muy graves, el terremoto duró más de un minuto y además hubo muchísimas réplicas; la gente ha pasado la noche en la calle dando vueltas, asustadísima y desorientada", ha asegurado la responsable de la Cruz Roja en conversación telefónica desde la República Dominicana.
Las personas afectadas por el terremoto están siendo asistidas por cooperantes y miembros de organizaciones que se encontraban en Puerto Príncipe, ya que algunas carreteras de la capital están cortadas y el aeropuerto también ha resultado afectado, añade.
"La información es muy confusa, las comunicaciones vía teléfono son muy difíciles y estamos hablando con nuestros colaboradores por skype" y por una "radio interna de Cruz Roja, desde donde me han dicho que están trabajando en la calle, que se está llevando a la gente a hospitales que no dan abasto".
"Se consuelan unos a otros"
"En medio de gritos y llantos, la gente ha pasado la noche al raso", relató el jefe de la Delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Haití, Ricardo Conti. "La gente está tratando de consolarse los unos a los otros. Lo que se escucha por las calles son las oraciones de agradecimiento de los que han sobrevivido", relata.
Kristie Van de Wetering, trabajadora de Oxfam Internacional, también ha descrito la situación como "muy caótica, con escombros de las viviendas por todas partes". "Hay una capa de polvo que cubre toda la capital. Podemos oír a la gente pidiendo ayuda desde todos los rincones. Se están produciendo réplicas y la gente está muy nerviosa", señala en un comunicado remitido por la ONG.
Un país vulnerable
Javier Domínguez, teniente coronel de la inteligencia militar dominicana, afirma que las informaciones hablan de que "al menos un centenar de edificios" se han derrumbado en la capital haitiana. "Entre esos edificios figura una cárcel, de donde se cree que han escapado un número indeterminado de presos y ha habido muertos", ha agregado.
El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) anunció que tratará de asistir a los damnificados a través del equipo especializado con que cuenta en Haití. Según UNICEF, "la situación de los niños, niñas y mujeres en Haití era ya de gran vulnerabilidad antes de que el terremoto golpeara la isla" puesto que se trata de "uno de los países más pobres del mundo y en constante lucha para recuperarse de años de violencia, inseguridad e inestabilidad mientras lidia con un desastre natural después de otro".