Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El petróleo cae a 34 dólares ante la contracción de la actividad industrial en China

El precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, ha caído a 34 dólares después de haber llegado a superar los 36 dólares tras conocerse la caída de la actividad industrial de China a mínimos de tres años y la disminución de posibilidades de que finalmente se produzca una reunión de países productores de petróleo para acordar la limitación de producción de crudo.
En concreto, el petróleo de referencia en el Viejo Continente cotizaba en 34,42 dólares a las 18.25 horas, por debajo de los 35,85 con los que abría la sesión y lejos del máximo de 36,25 dólares que ha llegado a alcanzar durante la jornada.
En los últimos doce meses, el crudo Brent acumula una depreciación del 34%, aunque lejos del abaratamiento del 70% que suma desde mediados de 2014, cuando cotizaba por encima de los 115 dólares.
Por su parte, el barril de petróleo Texas, de referencia en Estados Unidos, cotiza por debajo del Brent y ha caído hasta los 31,74 dólares después de haber abierto la sesión en 33,83 dólares y haber alcanzado un máximo de 34,18 dólares.
En los últimos doce meses, el petróleo de referencia en Estados Unidos acumula una depreciación del 33%, mientras que desde mediados de 2014, cuando cotizaba por encima de 106 dólares, la caída asciende al 70%.
Esta caída se ha producido después de varios días de subidas y tras conocerse los datos del sector manufacturero del gigante asiático del mes de enero, que han registrado su peor lectura en los últimos tres años y acumulan seis meses sin que se produzca crecimiento.
Además, la agencia Reuters ha indicado que cada vez existen menos posibilidades de que se produzca una reunión entre los países pertenecientes a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los productores ajenos al cártel, que tendría como objetivo reducir la producción de crudo y reducir la sobreoferta existente en el mercado.