Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Marsans asume la dirección general de la empresa

Gonzalo Pascual Arias (i) y Gerardo Díaz Ferrán, dueños del Grupo Marsans. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de Marsans, Gonzalo Pascual, ha asumido la dirección general de viajes de la empresa tras la dimisión del cargo, presentada hoy, de José María Lucas por motivos "profesionales y personales", informaron a Efe fuentes del grupo turístico.
Pascual ha remitido una carta a todo el personal de la empresa en la que informa a los trabajadores de su decisión de asumir la responsabilidad y las funciones que realizaba anteriormente Lucas.
En la carta, el presidente y socio de Gerardo Díaz Ferrán ha solicitado a todos los miembros del grupo que aborden con confianza la nueva etapa que en estos momentos comienza la sociedad, y agradece al director general saliente su labor durante los 14 años que ha estado en Marsans.
José María Lucas anunció hoy su decisión de abandonar la dirección general de Viajes Marsans, y remitió una misiva a los empleados de la compañía en la que a modo de despedida les indicaba que sus razones eran "profesionales y personales".
La decisión de "dejar de liderar" este proyecto y "dar por finalizada esta etapa de mi vida" no ha sido "buscada ni deseada", añadió Lucas en la carta remitida a los trabajadores.
Lucas ocupaba el desde hace 14 años y ha estado siempre muy unido al desarrollo del Grupo y a los dos dueños de los mismos, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán.
Lucas ha sido también director de Viajes Crisol, Rural Viajes, Viajes Marsans Lusitania, y consejero delegado de Tiempo Libre-Mundicolor.
Antes de llegar a Marsans, ocupó diversos cargos de cierta responsabilidad en el Grupo Barceló (1980-1996), donde llegó a ser nombrado director general de Viajes Barceló.
El Grupo Marsans se encuentra en este momento en plena negociación con dos grupos europeos para la posible venta del mismo, que ha sido valorado en aproximadamente 350 millones de euros.
Esta decisión viene dada por la delicada situación en que se encuentra la empresa, por la fuerte deuda que tiene tras el cierre de la aerolínea Air Comet el pasado 21 de diciembre, y cuyo mantenimiento ha supuesto un coste de 140 millones de euros a todo el grupo.