Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos presos se fugan de una cárcel argentina custodiada por un muñeco

La garita de Wilson. Foto: Clarín.telecinco.es
"Por una cuestión estratégica obviamente no lo podíamos sacar a la luz, pero ahora que se filtró, admito que tenemos un tipo maniquí, pero en ese sector funcionan las cámaras que nos permiten observar todo el movimiento del lugar", justificó el director del Servicio Penitenciario provincial, Daniel Vergés.
De hecho, casi totalidad de las cámaras de seguridad están fuera de servicio desde hace más de seis meses y que no hay fondos para repararlas. Explicó que el sistema se instaló en 1995 y nunca se le hizo mantenimiento. También reveló a que falta personal y que se trata de suplir esas carencias con voluntad y mucho ingenio. Fue entonces cuando habló en detalle sobre las funciones de “Wilson”. Aseguró que “de las 15 garitas de vigilancia, sólo en dos hay efectivos. Y tenemos en otra garita a Wilson para que los presos vean una sombra y crean que están vigilados”, confesó. Clarín