Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos primos carnales se disputan la portería de Eslovenia

La fuerza de Eslovenia comienza bajo los palos. Las opciones de un buen Mundial pasan por la actuación de sus guardametas. Samir y Jasmin Handanovic, primos carnales, luchan por defender la portería de su país.
Samir tiene 25 años y es titular indiscutible en el Udinese, Jasmin cuenta 32 y defiende la portería del modesto Mantova en la Serie B italiana.
Para el entrenador Matjaz Kek las preferencias están claras: "Samir es uno de los jugadores más importantes en nuestro equipo". El seleccionador también tiene piropos para su primo: "Hasta ahora, Jasmin ha jugado dos partidos internacionales y ha demostrado que puede sustituir a Samir. Me alegra poder cubrir el puesto de portero con jugadores de tanta calidad. Pero para mí con Samir tenemos en nuestras filas a uno de los mejores metas de Europa", comenta el seleccionador esloveno.
Desde que en noviembre de 2004 debutara con la selección (0-0 contra Eslovaquia), Samir de 1.96 m ha tenido una presencia constante en el combinado nacional. En total ha defendido la portería nacional en 38 ocasiones y sus compañeros le consideran uno de los puntales del equipo. Durante la clasificación para Sudáfrica, Samir ha recibido sólo seis goles en 12 partidos. Su primo Jasmin ha tenido que conformarse con ver los partidos desde el banquillo.
De las actuaciones de la familia Handanovic dependerá que Eslovenia consiga dar la campanada en Sudáfrica como hizo durante la fase de clasificación al eliminar a la República Checa, Polonia y Rusia.