Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Si quieres que alguien te escuche mejor le hablas por el oído derecho

Un estudio de científicos italianos ha revelado que el escuchar con uno u otro oído condiciona la reacción de las personas.telecinco.es
Un grupo de científicos italianos ha demostrado que no sólo escuchamos mejor por el oído derecho, sino que preferimos hacerlo así. El estudio, que ha sido realizado en ambientes ruidosos y naturales, lejos de los labotarios, confirma que cuando nos hablan en una discoteca, nos viene natural acercar el oído derecho a la boca de nuestro interlocutor. De escuchar con un oído u otro dependerá incluso nuestra reacción.
Las investigaciones, financiadas por la UE y realizadas por los profesores Luca Tommasi y Daniele Marzoli, demuestran la tendencia natural a la lateralización en el comportamiento humano, según publica 'Telegraph'.
Para ello realizaron tres experimentos centrados en demostrar la preferencia de utilizar el oído derecho en la interacción social en los locales nocturnos. De 286 sujetos observados se detectó que el 72 por ciento de la comunicación, el que escuchaba se inclinaba a hacerlo a través del oído derecho.
Otro de los experimentos consistía en pedirle a 176 personas un cigarrillo. Se hacia indistintamente por uno y otro oído, pero para sorpresa de los investigadores, los que más accedían a darlo habían escuchado el pedido por el oído derecho.
Es decir, no sólo han demostrado que las personas escogían escuchar con este oído, sino que además el hacerlo a través del derecho condicionaba incluso la reacción.
Los experimentos fueron realizados en una discoteca y los resultados evidencian los efectos de la especialización del hemisferio izquierdo para los procesos lingüisticos.
Otra de las conclusiones es que preferimos escuchar por el oído izquierdo y que además el hemisferio derecho elabora las emociones negativas y el izquierdo, las positivas.
Es decir, si vas a pedir un cigarrillo en una discoteca si se te acercan por el lado izquierdo ya sabes que te van a decir que no fuman.