Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El regreso más dulce

Reporteros vuela a la final de la Eurocopa. Hemos acompañado a 167 hinchas de la selección que se desplazaron a Viena en un vuelo charter para vivir en primera persona el triunfo de España. Después volvimos con ellos. 24 horas sin dormir, 1.400 euros de viaje y una pasión sin límites por el fútbol.
Despegamos a las 8 de la mañana del domingo del aeropuerto de Barajas. Los hinchas de la selección no pararon de cantar y de bailar en ningún momento, ni siquiera en el despegue o en el aterrizaje.
La crisis económica se quedó en España y los protagonistas de esta escapada relámpago lo dieron todo, convencidos de que España iba a ganar.
Estos incondicionales del deporte rey no se equivocaron, y a que a pesar del calor y del sueño, no pararon de celebrar el gol de Torres hasta que aterrizaron de nuevo en Madrid tras 24 horas de pasión por el fútbol.