Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La resonancia magnética de alto campo logra eliminar en dos horas los miomas

La resonancia magnética de alto campo logra eliminar en dos horas los miomas que sufren alrededor del 48 por ciento de las mujeres, según han informado expertos de los Centros Médico Alomar que han comenzado a utilizar esta nueva técnica, bautizada con el nombre 'Resofus Alomar'.
Los miomas o fibromas uterinos son tumores no cancerígenos que pueden aparecer en el útero de la mujer ocasionándole dolor y molestias. Hasta el momento, la manera convencional de solucionar este problema consistía en abordajes quirúrgicos, como histerectomía o miomectomía, que requerían anestesia, cinco días de ingreso hospitalario y 8 semanas de recuperación.
En concreto, las mujeres afectadas de uno o varios miomas pueden ir de los 30 a los 50 años de edad observándose especialmente en personas que no han tenido hijos. Aunque se desconoce la causa exacta, se sabe que están ligados a los estrógenos, las hormonas reproductivas que producen los ovarios.
"Utilizando el 'Resofus Alomar' hemos podido dar un avance de gigante en el tratamiento de mujeres con mioma intrauterino, ya que mediante la focalización de ultrasonidos que guiamos mediante resonancia magnética de alto campo podemos eliminar literalmente el mioma en un mismo acto. Con esta técnica la paciente no necesita ingreso hospitalario y, al cabo de unas horas, puede volver a su domicilio y hacer vida normal. Además, nos proporciona unos resultados excelentes con un índice de complicaciones leves menores del 2 por ciento, ausencia de dolor y comodidad para la paciente al encontrarse plenamente activa en menos de 24 horas", ha comentado a Europa Press el director del área de 'Resofus Alomar', Adolfo Florensa.
Esta nueva técnica que requiere obligadamente de una resonancia magnética de alto campo (3 Teslas) posibilita seguir la intervención en tiempo real obteniendo una imagen infinítamente más clara que con el ecógrafo y por tanto, con resultados más precisos redundando en un número menor de complicaciones y mayor comodidad para el paciente.
NO PRIVA A LA MUJER DE SU FERTILIDAD
"Fui a mi ginecóloga a causa de fuertes dolores en el útero, tras analizarlos me dijeron que era aconsejable extirparlos. Estuve observando que todos los procedimientos que me ofrecían incluían el pasar por quirófano, cosa que me daba pavor por la anestesia y por mil cosas a las que tengo miedo. Mi médico de cabecera me habló de esta nueva técnica que practican los Centros Alomar y tras informarme y observar las ventajas sobre la cirugía y la embolización, decidí hacerlo. Cuando terminó pregunté al doctor si en verdad me había hecho algo ya que no sentía ni molestia ni dolor alguno y éste sonriendo me dijo que ya habíamos terminado. Al día siguiente fui a trabajar y continué con mi vida normal", ha explicado a Europa Press Laia, una mujer de Barcelona de 37 años que acaba de pasar por un Resofus Alomar para eliminar un mioma.
Además, esta nueva técnica no priva a la mujer de su fertilidad, al contrario que los tratamientos tradicionales, donde se podía incluso extirpar el útero de la paciente como solución definitiva y terminando con ello con la posibilidad de tener hijos.
"En la serie de pacientes sometidos a esta nueva técnica, tenemos el caso de dos mujeres tratadas habiendo quedado embarazadas con posterioridad sin presentar mayores problemas. La gran ventaja de esta técnica a parte de la comodidad que representa para la paciente es la no invasión mediante ningún utensilio quirúrgico realizándose todo el acto mediante ondas ultrasónicas que son fielmente guiadas por una resonancia de altísima potencia y que carece de cualquier tipo de radiación", ha añadido Florensa.
Esta nueva técnica es posible gracias al avance de un lado de los generadores de ultrasonidos y de otro a las resonancias magnéticas de última generación de 3 Teslas General Electric.
"Hemos estado trabajando durante largo tiempo con compañías tecnológicas de primera línea y punteras en el campo de la medicina para crear el 'Resofus Alomar' que ya ahora ponemos a disposición del público en general. Para llegar aquí han sido necesarios esfuerzos técnicos, financieros y testar adecuadamente la técnica hasta observar que es el futuro que ya está aquí pues nos permite poner a disposición de las mujeres, una opción incruenta, carente de riesgos y efectiva que además les aporta comodidad y ausencia de dolor", ha zanjado el director general de Centros Médicos Alomar, Antonio Alomar.