Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La caída del petróleo ha retrasado proyectos valorados en 350.000 millones, según Wood Mackenzie

La caída del precio del petróleo desde el año 2014 ha provocado el retraso en la toma de decisiones de hasta 68 grandes proyectos relacionados con el crudo que equivaldrían a 27 millones de barriles equivalentes de petróleo (bep) y 380.000 millones de dólares (350.000 millones de euros), según un informe realizado por la consultora internacional Wood Mackenzie.
En este sentido, la consultora ha advertido de que la continua caída del precio del crudo durante las últimas semanas, que le ha llevado a cotizar en torno a los 31 dólares, hará la lista de estos proyectos pospuestos "más grande".
En el segundo semestre de 2015, cuando comenzó la depreciación del crudo, Wood Mackenzie había identificado un total de 22 grandes proyectos petrolíferos que fueron pospuestos, que equivalían a 7.000 millones de barriles equivalentes de petróleo.
Además, la perspectiva a corto plazo tampoco es alentadora, según ha afirmado el analista de Wood Mackenzie Angus Rodger en declaraciones recogidas por 'Wall Street Journal'. "El impacto de los bajos precios del petróleo en los planes de las compañías ha sido brutal", ha asegurado.
Los proyectos más afectados por esta caída del crudo han sido los que estaban situados en aguas profundas, al verse influidos por una insuficiente deflación de los costes y un significativo gasto de capital inicial, ha destacado la consultora.
Sin embargo, Wood Mackenzie ha asegurado que las compañías no descartarán los proyectos de inversión en aguas profundas, sino que el sector evolucionará para encontrar otras soluciones de desarrollo.
"Este tipo de cambios estructurales llevan un tiempo de desarrollo e implementación, pero la necesidad de mejorar el desarrollo económico de las aguas profundas es fuerte", ha asegurado la consultora en su informe.