Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La subasta para la revisión de la luz se celebra el día 24 en un contexto de precios estables

La subasta Cesur entre comercializadores de último recurso para fijar el coste de la energía dentro de la Tarifa de Último Recurso (TUR) para el cuarto trimestre del año se celebrará el próximo 24 de septiembre en un contexto de precios a futuro estables que sugieren un resultado parecido al del trimestre anterior o incluso ligeramente a la baja.
La Secretaría de Estado de Energía ha publicado este lunes en el BOE las características de la vigesimocuarta subasta Cesur, en la que se subastarán entre la cinco comercializadoras habilitadas para el suministro de último recurso 4.683 megavatios (MW) de producto base para el cuarto trimestre y otros 352 MW de producto punta.
Endesa adquirirá en la subasta 2.166 MW de producto base, frente a los 1.524 MW de Iberdrola, los 851 MW de Gas Natural Fenosa, los 75 MW de EDP España y los 67 MW de E.ON. La nueva regulación energética aprobada por el Gobierno y pendiente de publicación amplía la posibilidad de que nuevas comercializadoras puedan participar en el suministro de último recurso.
El precio a futuro de la electricidad para el cuarto trimestre es en la actualidad de 47,5 euros por megavatio hora (MWh), lo que implica un descenso del 0,9% con respecto a los 47,95 euros por MWh en los que se cerró la anterior subasta Cesur.
No obstante, los precios de la electricidad en el mercado mayorista han tendido a subir durante los últimos meses y, por primera vez este año, se han situado de media por encima de los que se marcaron en las subastas Cesur para cada uno de los tres primeros trimestres del año.
Julio y agosto, con precios de 51,16 y 48,09 euros por MWh, arrojaron resultados muy superiores al precio de 18,17 euros por MWh en abril, el más bajo en varios años, debido a la fuerte contribución de las renovables por la alta ventosidad. Esta aportación elevó sin embargo los costes regulados en la otra parte del recibo eléctrico, en la que se cargan las primas al régimen especial.
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha anunciado este lunes que su departamento no modificará en octubre los costes regulados del sistema eléctrico, conocidos como peajes, y dejará por tanto la revisión trimestral de la luz en manos de la subasta del día 24 de septiembre. El coste de la energía tiene un peso inferior al 50% en la TUR final.
Tras la subida del 3% en enero, la tarifa de la luz experimentó en julio un nuevo incremento del 1,2%, después de que la subasta entre comercializadoras se cerrase con alzas del 3%. No obstante, los abaratamientos en esta misma subasta habían permitido bajar la luz un 6% en abril.
De forma adicional, y como parte de las medidas incluidas en la reforma energética, el Gobierno aplicó a comienzos de agosto una subida de la tarifa del 3,2%, con el objeto de elevar en 400 millones los ingresos del sistema eléctrico hasta diciembre y, con ello, aliviar el déficit de tarifa, que en términos acumulados asciende a 26.000 millones de euros.