Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La selección ghanesa mantiene alto el pabellón africano en el Mundial

La selección ghanesa mantiene alto el pabellón africano en el Mundial de Sudáfrica gracias a su clasificación, lo que le ha convertido en el único equipo de los seis de este continente que comenzaron la competición en pasar a cuartos de final.
Tras la decepción que supuso la eliminación en la fase de grupos de los otros cinco conjuntos africanos (Argelia, Camerún, Costa de Marfil, Nigeria y el anfitrión Sudáfrica), ésta ha sido la mejor noticia para el fútbol de este continente en el primer Mundial que acoge.
Ghana se clasificó como segunda de su grupo por detrás de Alemania y en los octavos de final eliminó a Estados Unidos por un marcador de 2-1. Esta es la tercera ocasión de la historia en la que un equipo africano alcanza los cuartos de final del Mundial, tras haberlo conseguido Camerún en 1990 y Senegal en el 2002.
Para lograr su objetivo, Ghana marcó sus dos goles de la fase de grupo al transformar Assamoah Gyan sus dos lanzamientos desde el punto de penalti, ante Serbia (1-0) y ante Australia (1-1).
Gyan hae soñar a Ghana
Frente a Estados Unidos, Prince Boarneg inauguró el marcador a los cinco minutos de juego, con lo que cerró una racha de 433 minutos sin marcar un gol en jugada en un Mundial.
Estados Unidos empató de penalti a mitad del segundo tiempo y Gyan hizo el definitivo 2-1 en el tercer minuto de la prórroga.
La selección ghanesa ha basado su éxito en un equipo muy ordenado en defensa, con el guardameta Kingson a un buen nivel y una retaguardia que combina experiencia y juventud con John Mensah, Jonathan Mensah, Sarpei, Patsil o Vorsah, acompañados por delante por Ayew, Inkoom, Addy, Tagoe o Prince Boateng.
Con ello, el jugador más determinante del equipo ha sido el delantero centro Gyan que se ha sumado a la lista de goleadores del Mundial con tres tantos, dos de ellos marcados de penalti en la fase de grupos y uno ante Estados Unidos en la prórroga del encuentro de octavos de final.
La clave de su clasificación ha estado en el primer partido ante Serbia, un encuentro de fuerzas muy parejas que se decidió por un penalti claro tras unas manos de un defensor serbio, sin que ninguno de los dos equipos hubiera sido completamente superior a su oponente.
Rajevac: "Esta victoria es inmensa"
Por su parte, el seleccionador de Ghana, el serbio Milovan Rajevac, se mostró exultante tras el choque ante EEUU. "Esta victoria es inmensa, Ghana está entre los ocho mejores del mundo y los chicos saben abordar la competición", afirmó el técnico, que en un momento de gran emoción llegó a desear que "Ghana llegue más lejos".
En cuanto al partido, el técnico confesó que no fue fácil y felicitó al rival por la exigencia que demostraron. "Nos pusieron bajo presión los 120 minutos y los dos equipos merecían ganar. En la prolongación, tuvimos la fuerza necesaria para ganarlo. Y además, marcamos dos tantos en un partido, y no de penal como en la fase de grupos", finalizó.