Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una serpiente de 2,5 metros suelta por Motril

Barrio de "Los Pisillos", donde viven la serpiente y sus críasEFE
La serpiente, a la que han apodado La Señora, ha anidado en el tejado de un bloque de pisos y tiene varias crías. Los inquilinos del inmueble cierran las ventanas a cal y canto para "que no se nos cuele en casa".
La Señora, así han bautizado los vecinos del barrio motrileño conocido como Los Pisillos a la serpiente que tiene atemorizado a todo el edificio.Desde que el reptil se ha instalado en el tejado del inmueble, hace unas tres semanas, los vecinos no viven, ni duermen "y sufrimos de los nervios".
El animal se ha adueñado de la cubierta del bloque del barrio de la localidad y no han conseguido atraparla. Los vecinos han intentado capturarla en varias ocasiones sin éxito, "es muy escurridiza y se escapa". Tampoco han podido los bomberos del municipio, que han intentado atraparla sin éxito hasta en cuatro ocasiones, según ha publicado "el diario Ideal".
Los bomberos han afirmado que, en principio, la serpiente no es venenosa tras mostrar fotos del reptil a expertos en este tipo de animales. Al parecer, se trata de una culebra común "de las que se pueden adquirir en las tiendas de animales" que podría haber sido abandonada por su dueño.
Pese a las explicaciones de los bomberos, los vecinos no duermen tranquilos y no es para menos, La Señora mide 2,5 metros y no está sóla. "Al menos tiene varias crías y la madre impone", han comentado los vecinos del barrio.
La opción que los bomberos han planteado a los vecinos, tras fracasar en su intento por poner fin a la pesadilla, es contratar a alguien de una tienda de animales de este tipo que la capture con una trampa, pero la comunidad tendrá que correr con los gastos. Hasta entonces, La Señora mandará en el bloque de vecinos.