Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR consigue repartir ayuda humanitaria por primera vez desde junio en una zona asediada de Alepo (Siria)

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Media Luna Roja Siria (SARC), con el beneplácito del Gobierno sirio y las fuerzas rebeldes, consiguió repartir por primera vez desde junio ayuda humanitaria en una zona asediada de Alepo esta semana, según informa la agencia de Naciones Unidas.
El alto el fuego, acordado durante la duración de la operación, ha sido respetado "plenamente" mientras dos camiones cargados con suministro eran introducidos a mano al barrio de Boustan al Qaser, ha indicado ACNUR en un comunicado.
La ayuda --alimentos, medicinas, mantas, coberturas de plástico, kits higiénicos y de cocina-- fue descargada en el último puesto de control a las afueras de la ciudad y trasladada en los últimos 1,5 kilómetros hasta un almacén de la SARC en 54 carretas y con la ayuda de 75 trabajadores en 270 viajes. Desde allí, está prevista ahora su distribución.
El personal de ACNUR ha podido constatar las deteriorada situación humanitaria en el este de Alepo, donde hay falta de alimentos, agua y suministros básicos. Hasta esta zona no ha llegado ayuda humanitaria desde que en junio de 2013 ACNUR consiguió acceder a ella.
De acuerdo con las estimaciones de ACNUR, unos 6,5 de los 22 millones de habitantes de Siria se han visto desplazados por los tres años de guerra civil, mientras que otros 2,6 millones se han refugiado en los países vecinos.