Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR cuestiona la "premura" del acuerdo UE-Turquía, en vigor sin que las garantías sean "plenamente efectivas"

La institución "se opone claramenta a la detención obligatoria de todas las personas que llegan a las islas griegas"
La representante en España del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Francesca Friz-Prguda ha expresado este lunes la "preocuapción" de la institución por "la premura" con que ha entrado en vigor el acuerdo entre la UE y Turquía que permitirá devolver a los desplazados llegados a Grecia una vez estudiada su solicitud. Advierte de que "las garantías no se han hecho plenamente efectivas antes de la entrada en vigor de este acuerdo".
"Estamos preocupados por la premura con la que se podría estar implementando el acuerdo sin la puesta en marcha de las garantías en Grecia que están exigidas y contempladas en el propio acuerdo. Grecia no cuenta con los sistemas necesaros para evaluar las solicitudes de asilo, gestionar a las personas reconocidas como refugiadas en cifras tan elevadas ni para albergar de forma adecuada a personas pendientes de decisión", ha señalado.
En declaraciones a Europa Press, Friz-Prguda recuerda que en virtud del acuerdo, cualquier solicitante de asilo tendrá derecho a una entrevista particular en que se evalúen sus circunstancias y cualquier situación que "desaconseje el traslado a Turquía", así como podrá "recurrir cualquier decisión que implique un traslado antes de que se lleve a cabo".
En la misma línea, detalla la obligación de las autoridades griegas de "preservar la unidad familiar", de modo que no se expulse a un miembro de la familia y se deje a otro en suelo comunitario, y de "garantizar el interés superior del menor", especialmente cuando se trata de niños que llegan sin compañía de un adulto y todo ello "requiere tiempo y capacidad, tanto para hacerlo como para acomodar a las personas mientras tanto".
ACNUR, CONTRA LA DETENCIÓN DE REFUGIADOS
Por otra parte, Friz-Prguda se ha referido a la decisión del ACNUR de retirarse de los centros de acogida en las islas griegas que han sido transformados en centros de detención por el Ejecutivo heleno y ha incidido en que el Alto Comisionado "se opone claramenta a la detención obligatoria de todas las personas que llegan" y considera que "se deberían establecer alternativas a su detención" en el archipiélago.
"El ACNUR no forma parte activa en absoluto en este acuerdo. Seguimos con nuestro mandato internacional que es facilitar la protección, lo que incluye también la supervisión, y proporcionando asesoramiento y asistencia legal a las personas que lleguen a las islas. Obviamente vamos a velar por la protección de las personas cuyo retorno a Turquía suponga un riesgo para ellos o suponga una separación de la familia", ha asegurado.
Friz-Prguda asegura que "el enfoque del ACNUR siempre va a estar en la protección y no en el rechazo", por lo que al igual que "no ha tomado parte ni en el proceso de la negociación ni en el acuerdo" al que han llegado la Unión Europea y Turquía, tampoco formará parte de las devoluciones que de él se deriven.
SIN REASENTAMIENTO, NO FUNCIONARÁ
Asimismo, la representante del ACNUR en España pide que no se olvide la otra gran parte del acuerdo, que es "el reasentamiento legal y ordenado" de los refugiados en Turquía. "Es de absoluta importancia acelerar el compromiso existente de los 28 de facilitar la reubicación de 160.000 personas porque eso va a estabilizar y aliviar la situación en Grecia y también va a afectar a la implementación del acuerdo", a sentenciado.
Con todo, considera que más allá de ese compromiso es necesario "crear muchísimas más plazas para refugiados sirios y su traslado legal, seguro y ordenado", y espera que en la cumbre mundial que tendrá lugar en Ginebra el próximo 30 de marzo se consiga al menos, sellar el compromiso de reasentar a unas 480.000 personas, el 10% de todos los refugiados sirios.
"Estas tres partes tienen que enfocarse de forma coherente y con una perspectiva holística porque si no hay más capacidad para llegadas legales y se alivia la situación en Jordania, Líbano y Turquía; si no se reubica de forma prioritaria y de emergencia a miles de personas desde Grecia dentro del compromiso existente y si no se aplican las garantías estipuladas en el acuerdo con Turquía, no puede funcionar. Sólo con estos tres aspectos puede funcionar y hacerlo de una forma legal", ha añadido.