Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AEP reclaman al gobierno que salga de las elecciones del 20N el reconocimiento de las 19 especialidades pediátricas

Quieren que haya un programa formativo específico para cada una de las especialidades y que se dedique a este tipo de formación no uno sino dos años
La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha reclamado este miércoles, con el objetivo de ser escuchados por el gobierno que salga de las elecciones del 20-N, el reconocimiento oficial de las 19 especialidades en las que se forman y ejercen desde hace casi 40 años los pediatras en España, quienes no cuentan con un programa específico que garantice la calidad de la formación y su permanencia en el sistema.
Los encargados de exponer la situación han sido el presidente de la AEP, Serafín Málaga; el presidente de la Fundación de la AEP, Luis Madero, y el vicepresidente de AEP, Antonio Nieto.
Para respaldar la necesidad de este cambio legal, han presentado el 'Libro Blanco de las Especialidades Pediátricas', que recoge los motivos por las que son necesarias. La AEP hará llegar este documento a representantes de todos los partidos políticos con responsabilidades en sanidad.
Según ha explicado Málaga, la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) ofrece, desde hace casi 40 años, la atención de profesionales de 19 especialidades pediátricas, entre las que se encuentran Alergología e Inmunología; Cardiología; Cuidados Intensivos; Endocrinología; Errores innatos del metabolismo; Gastroenterología; Hepatología y Nutrición; Hemato-Oncología o Infectología.
Todos estos médicos reciben la misma formación: cuatro años de carrera, en los que el último año se dedica a la capacitación en una determinada especialidad pediátrica, a través del trabajo en un hospital.
REDUCIR LOS COSTES EN HOSPITALIZACIÓN Y URGENCIAS
Sin embargo, según Málaga, para la completa formación especializada de estos profesionales es necesario pasar no uno, sino dos años en el hospital, algo que "no está contemplado" en la actual normativa y que, en estos momentos, "depende de la voluntad de cada pediatra".
"Consideramos deseable que la formación de los pediatras dure un año más, pasando de cursar una carrera de cuatro años a una de cinco, en la que tres años se dediquen a la formación troncal y dos años a la formación especializada", expone.
Este cambio sólo será posible si las especialidades pediátricas son reconocidas como tal por ley, una opción contemplada en la actual normativa y que se podría realizar a través de diferentes vías legales. Sin embargo, según Nieto, "los pediatras llevan 30 años formulando esta reclamación sin obtener respuesta".
"Uno de los argumentos más recurrentes (de las autoridades para rechazar esta reclamación) es el de que la legalización de las especialidades pediátricas y su establecimiento oficial en los hospitales de referencia podría suponer un incremento de los costes sanitarios", señala Nieto.
"Esta teoría es completamente falsa. De hecho, muchos estudios demuestran que, cuando los niños son atendidos por pediatras especializados, el coste por ingresos hospitalarios y atención en urgencias disminuye de forma significativa", concluye.