Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ANDA denuncia por tercera vez a una finca de Guadalajara por problemas de bienestar animal

La Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA) ha denunciado por tercera vez --la primera en el 2009-- la situación en la que se encuentran cinco perros --dos de ellos cachorros-- en una finca en el municipio guadalajareño de Uceda.
ANDA considera que las condiciones higiénico-sanitarias y de bienestar de los animales no cumplen con los mínimos exigibles según la legislación vigente. "Los animales se encuentran atados por cadenas muy cortas, no pueden eludir el sol, no tienen acceso permanente a agua y presentan diversas heridas", añade.
"Ya el año pasado, de este mismo lugar, un particular retiró a varios perros desnutridos llenos de sarna y parásitos a dos de los cuales hubo que sacrificar posteriormente dado que era imposible su recuperación", ha argumentado.
ANDA ha denunciado esta situación ante el Ayuntamiento de Uceda, la Guardia Civil y el Servicio Periférico de Agricultura en Guadalajara. "Hace tres años, por primera vez, ANDA denunció estos hechos. Sin embargo y aunque el propietario de la finca redujo el número de animales como consecuencia de aquella denuncia, seguimos una y otra vez con los mismos problemas.
"Lo que nos indica que las medidas tomadas por parte de los Servicios Periféricos de Agricultura no han sido lo suficientemente disuasorias", afirma el portavoz de ANDA, Alberto Díez.
La ONG ha solicitado que se incauten de "forma inmediata" estos animales y que se retire, si la tuviera, la autorización de núcleo zoológico de la finca.
Asimismo pide que "se realice una vigilancia estrecha y continuada de la misma ya que es mucho más fácil solucionar el problema cuando se detecta al primer animal sin esperar a que se constituya una colectividad. En esta labor de vigilancia el papel del Ayuntamiento o del puesto local de la Guardia Civil es crucial", según Díez.