Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las sociedades médicas de AP crean la Academia de Medicina de Familia para fomentar la especialidad en las universidades

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) han creado la Academia de Medicina de Familia de España con el fin de potenciar la especialidad en el ámbito universitario.
"Es un buen día para los médicos de Atención Primaria porque ven como tres sociedades que han tenido ciertas dificultades de comunicación cierran una etapa y comienzan un nuevo camino con un largo recorrido en diferentes ámbitos. Y es que, la Medicina de Familia se ha desarrollado de forma importante, pero no con todo el potencial que tiene a nivel teórico, ya que ha existido una gran brecha entre lo teórico y el trabajo a pie de calle", ha comentado el presidente de SEMG, Antonio Fernández-Pro.
Por ello, las tres organizaciones han unido sus fuerzas en la creación de esta academia, en la que se producirá y difundirá posicionamientos comunes sobre esta disciplina y su área específica de conocimiento; se promoverá su desarrollo en los sistemas sanitarios y educativos; se favorecerá el desarrollo competencial de los documentos de Medicina de Familia en formación universitaria, especializada y en el desarrollo profesional continuo de los médicos de AP en España; y se responderá a las expectativas de este colectivo médico como disciplina académica, especialidad y profesión.
Y es que, tal y como ha avisado Fernández-Pro, "no puede ser" que un país cuyo sistema sanitario se basa en la Atención Primaria sólo el 25 por ciento de los médicos sean de familia. Un problema que, a juicio de los expertos, se sustenta en el déficit formativo que hay en las universidades españolas.
FOMENTAR LA INVESTIGACIÓN
De hecho, el presidente de Semergen, José Luis Llisterri, ha avisado de que en España sólo hay dos catedráticos de Medicina de Familia y unos 20 profesores titulares de la especialidad, de los cuales "la mitad" está en el paro. Todo ello, prosigue, dificulta la investigación, la publicación de las mismas en revistas de prestigio y, por ende, la promoción de esta disciplina médica.
Con el fin de solventar esta situación, la Academia de Medicina de Familia va a trabajar para conseguir crear departamentos de esta especialidad en todas las universidades, aunque, para ello, haya que solicitar un cambio legislativo. "Queremos cambiar la obsoleta legislación que establece que para la creación de un departamento de Medicina en un centro universitario se necesitan 12 profesionales. Un requerimiento muy difícil si se tiene en cuenta que menos del 25 por ciento de los profesores son médicos de Atención Primaria", ha recalcado Llisterri.
Asimismo, la nueva academia defenderá que las sociedades científicas tengan las mayores cuotas competenciales como docentes de grado y formadores de futuros especialistas y que, a su vez, lideren los procesos de mantenimiento, desarrollo competencial y acreditación de los mismos. "Es un día histórico, ya no va a haber marcha atrás, el futuro que se nos presenta es más ágil, dinámico y común. Queremos que la Medicina de Familia tenga el prestigio académico que se merece y que hasta ahora no lo ha tenido. Por ello, los valores de la academia son el compromiso, solidaridad y liderazgo", ha recalcado el presidente de Semfyc, Josep Basora.
La junta directiva de la academia se presentará en octubre con motivo del comienzo del curso académico y el anuncio de las diferentes actividades que se van a llevar a cabo durante el año. No obstante, Basora ha adelantado que constará de un patronato integrado por representantes de las tres sociedades y que la dirección y gestión estará a cargo de un presidente y dos vicepresidentes. Además, se constituirán secciones de Formación Universitaria, Formación Especializada, Desarrollo Competencial, Investigación, Internacional y Logística, lideradas cada una por un director y diversas vocalías.